El Cardenalito de Venezuela

¡Hola! ¡Yo soy CARDENALITO!

 

 

 

¿Tú me conoces?


Carduelis cucullata (El Cardenalito de Venezuela)

 

La extinción del Cardenalito representaría para Venezuela un desprestigio a nivel internacional en materia de conservación, ya que es un pájaro muy conocido, muy apreciado y muy importante en el mundo, porque hizo posible la aparición de los famosos y bellísimos canarios de color rojo. Además, representa un recurso de incalculable valor para los venezolanos. Anunciar la desaparición de la única especie que vive en estado natural exclusivamente en Venezuela, se convertiría en un hecho trascendental y vergonzoso para un país que ocupa un sitial de prestigio en Latinoamérica y entre los países desarrollados.

 

A lo largo de todo este trabajo, el sujeto y objeto de la investigación aparece nombrado unas veces como el Cardenalito y otras como el Cardenalito de Venezuela, con el fin de uniformar la nomenclatura, pero es necesario señalar que entre los pajareros y muy especialmente entre los campesinos, recibe muchos nombres populares y cariñosos como: "pillador", "colorao", "coloraíto", "rosaíto" y "cardenal". Mientras que la hembra se le conoce como: "percha", "perchita", "mojosa", "mojosita" y "Cardenalita". Del mismo modo, en el exterior comúnmente se le llama "Cardenalito de Venezuela", "tarín", "cardenalillo", "lugano rojo", "red siskin" y "siskin caperuzado". Todo lo cual revela la popularidad de este pájaro entre los campesinos y pajareros del país, y entre los ornitólogos y canaricultores de otros países del mundo.

 

Se espera, así mismo, que el Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (hoy Ministerio del Poder Popular para el Ambiente), el Ministerio de Agricultura y Cría (hoy Ministerio de Agricultura y Tierras), la Sociedad Venezolana de Ciencias Naturales, la Sociedad Audubon de Venezuela, la Sociedad Conservacionista de Aragua, la Federación Ornitológica de Venezuela, la Fundación para la Defensa de la Naturaleza, la Fuerza Armada de Cooperación, las Instituciones Educativas, así como otras dependencias y organismos afines, conozcan a plenitud este problema, para que de esta manera se aboquen de inmediato a buscarle soluciones adecuadas, lo que permitiría por una parte, la sobrevivencia de la especie en su hábitat natural, y por la otra, que las nuevas generaciones lleguen a conocer, contemplar y conservar esta maravillosa especie, que por muchos años le ha estado dando prestigio y renombre a Venezuela a nivel mundial.

¿Que es el Cardenalito de Venezuela?

El Cardenalito

Carduelis cucullata

El cardenalito, cardenalito de Venezuela, jilguero rojo o pireno rojo (Carduelis cucullata),3 (Spinus cucullata2 ) es un pequeño pajarito nativo de Venezuela con pequeñas poblaciones relictas en su estado natural en el este de Colombia, los Estados norte-costeros y centro occidentales de Venezuela, recientemente descubierta en Guyana y considerada extinta en la isla de Monos Trinidad.

Antecedentes Históricos

 

Es un pájaro muy bello, como hay pocos..., está entre los más importantes pájaros exóticos y es el más buscado para el cruzamiento con el canario puesto que ha dado origen al famoso canario rojo, que tantos canaricultores desean obtener.

 

En tanto que Beades Torres (1978), señala que para 1985, la señora Reid de Madera y poste­riormente Bruno Martern, en Alemania iniciaron algunos ensayos de hibridación, cruzando el Cardenalito con canarias, lo que trajo consigo "una despiadada captura, que lo llevará a la total desaparición de la geografía venezolana".

 

Fue así como en 1926, utilizando híbridos machos de color cobre rojizo y matizados cobre naranja, a través de muchos cruces sucesivos, y después de estudios genéticos rigurosos, logró obtener los primeros canarios de color naranja, Camacho (1962). De esta manera terminó de corroborar su hipótesis inicial.

Sus experiencias sirvieron de estímulo a los criadores de muchos países y desde entonces la canaricultura de color se aceleró y se incrementó en forma vertiginosa.

El Cardenalito

Cruzando un Cardenalito macho con una Canaria blanca: se fija en la descendencia el factor rojo, anhelo de muchos criadores de canarios del mundo.

Cardenalito

El Cardenalito

Híbridos de Cardenalito y Canana, donde aún predominan las características del progenitor. 

El Cardenalito

En los cruces sucesivos los híbridos dan origen a los canarios de color. Este hecho originó una persecución indiscriminada que lo mantiene a punto de extinguirlo.

El Cardenalito

El hermoso plumaje, en colorido y variedad, tienen un ancestro común, nuestro Cardenalito.

El Cardenalito

Importancia

 

La posible desaparición del Cardenalito es, en la actualidad, uno de los problemas básicos y prioritarios por resolver en materia de conservación en Venezuela porque, como recurso natural renovable, está condenado a desaparecer, como fue señalado en el "Libro Rojo de Datos" (1978) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, al encontrarse enmarcado dentro de las primeras especies amenazadas de un inminente peligro de extinción. Su preservación se hace necesaria porque este pájaro, que vive en la actualidad en estado natural solamente en Venezuela, es un recurso de incalculable valor a nivel nacional y mundial, y es el único fringílido hasta ahora capaz de transmitir genéticamente el factor rojo en el Canario Común (Serinus Canarius) dando origen a los canarios de color rojo, uno de los sueños más anhelados por millones de personas que universalmente cultivan esta afición. Esta fue la razón primordial que despertó a nivel internacional, nacional y regional, la intensa persecución de que ha sido objeto el Cardenalito, desde hace unos 148 años, llevando a las pequeñas poblaciones que aún existen en el país, a un estado de subsistencia realmente crítico.

Descripción e identificación

Fue descrito originalmente en 1820 a partir de un ejemplar cautivo procedente de los territorios de las antiguas colonias españolas en el continente americano.

Longitud: de 10 cm a 11,5 cm

Ala: de 62 a 67 mm en los machos y de 57 a 60 mm en las hembras

 

Macho de Guyana. 

 

El Cardenalito tiene un tamaño de 10 cm. aproximadamente. Como la mayoría de los fringílidos, es una especie de un dimorfismo sexual muy marcado; el plumaje del macho durante la época de celo, tiene un color negro azabache que le cubre toda la cabeza, la mitad del cuello y la garganta. Presenta un rojo vivo brillante en la región ventral y en la rabadilla, tornándose en rojo oscuro y opaco en la parte dorsal, con una pequeña mancha blanquecina en el centro del vientre. La cola y las alas son negras y en estas últimas se observa una banda de color rojo fuego que las atraviesa. Las rémiges interiores tienen unas pequeñas manchas blancas en su región distal. Los ojos son brillantes y de color negro azabache, mientras que el pico y las patas tienen un color gris oscuro. Sin embargo, en algunos ejemplares las patas son de*un gris blanquecino. Perea, I. (1974), considera que un 80% de los Cardenalitos están en el primer caso y un 20% en el segundo.

El Cardenalito

 

Pareja de Cardenalitos donde se observa un dimorfismo sexual muy marcado; el macho, con sus colores brillantes, donde predominan el rojo y el negro. La hembra, por el contrario, exhibe un gris ceniciento y un rojo muy pálido en la parte anterior.

El Cardenalito

La hembra adulta, con más de dos años de edad, tiene la coronilla y la parte dorsal superior de un color gris ceniciento, esta última salpicada de pequeñísimas manchas rojizas. La garganta, el pecho y la rabadilla son de color rojo naranja y la parte ventral inferior de un blanco sucio. La cola y las alas son negras como en el macho, pero la banda que atraviesa las rémiges anteriores y posteriores son de un color rojizo claro, mientras que los ojos, las patas y el pico son muy similares a los del macho.

El Cardenalito

Conducta y comportamiento

Es seminómada. Fuera de la época de cría se desplaza en pequeñas bandadas de 12 ó 13 individuos. En Venezuela, sólo se ven individuos solitarios o en parejas.

 

En resumen, esta especie ocupa ampliamente la zona tropical que se extiende desde el nivel del mar hasta 1.500 m. de altitud. Se moviliza de una región a otra de acuerdo con las variaciones estacionales, de tal forma que se le puede localizar en los lugares bajos durante las épocas de lluvia y en sitios altos durante casi todo el año, pero especialmente durante la sequía. Hacen falta más estudios para precisar estas relaciones (entre clima y vegetación) y las pequeñas poblaciones que aún subsisten en Venezuela.

 

En cuanto al clima el Cardenalito habita en las zonas que van desde semiáridas o subhúmedas (de 700 mm. hasta 1.500 mm. de precipitación anual) encontrándose ocasionalmente en algunas regiones áridas (estos conceptos climáticos según Ferrer, 1980, pero con ligeras modificaciones del autor en cuanto a ciertas definiciones). No vive en zonas muy frías (por encima de 1.500 m. de altitud), ni en áreas con mucha pluviometría (mayor de 1.500 mm. de promedio por año).

Hábitat

 El Cardenalito

El hábitat que usualmente ocupa, está íntimamente relacionado con aquellos tipos de vegetación que le suministran alimento.

 

Se conoce muy poco sobre su vida salvaje, resultando difícil de saber cuál fue su hábitat natural. Gran parte de su zona de distribución está ocupada ahora por prados de corta hierba, pero que originariamente fueron abiertos bosques de hoja caduca. Su hábito alimenticio a base de semillas y la costumbre de alimentarse en los confines de los bosques nos hace suponer que los bosques caducifolios podrían haber sido su hábitat predilecto. A menudo, estos bosques están más cubiertos de hierba que los bosques de hoja perenne, a consecuencia de la mayor cantidad de luz que penetra hasta el suelo de los mismos cuando los árboles pierden sus hojas, permitiendo el crecimiento de la hierba.

 

Vive en zonas semiáridas tipo sabana, los paisajes abiertos, las zonas secas y áridas donde los árboles se encuentran dispersos entre zonas más o menos rocosas, con arbustos espinosos y cactos. En Colombia se ha encontrado en los estratos medio y alto de bosques, entre los 1.744 y 3.165 m de altitud.

 

En la Guyana en los bosques del árbol Curatella. También en otras partes de Venezuela como en bosques semihúmedos. A una altitud comprendida entre los 280 - 1.300 msnm.

Distribución

 

Su distribución original aparentemente estaba restringida a partes de Venezuela, Colombia y Trinidad y Tobago. En Puerto Rico y Cuba se han registrado poblaciones formadas por individuos escapados del cautiverio. Existe un registro reciente de poblaciones en Guayana que amplía la distribución conocida de la especie, pero aún no se ha confirmado su especie en regiones aledañas de Brasil y Venezuela.

 

En Venezuela su distribución actual ocupa menos del 20% de la original, y es considerada una de las especies más amenazadas del país. Los registros históricos incluían localidades en los estados Zulia, Barinas, Trujillo, Portuguesa, Lara, Falcón, Yaracuy, Carabobo, Aragua, Miranda, Guárico, Anzoátegui, Sucre, Monagas y Distrito Federal.5 De esta amplia distribución original, actualmente sólo se ha confirmado su presencia en dos núcleos: uno en los estados Falcón y Lara, y otro en el triángulo formado por Miranda, Guárico y Anzoátegui. De las seis localidades cercanas a la ciudad de Caracas donde se encontraba la especie, es probable que aún sobrevivan en dos sitios del Parque Nacional El Ávila. También se sospecha su presencia en localidades aisladas en Barinas y el estado Zulia. La situación de amenaza es tan alarmante que algunos autores se abstienen de reportar las localidades exactas donde aún se encuentra la especie, por temor a facilitar la acción de los cazadores de aves. La distribución histórica incluye una pequeña población en las cercanías de Cúcuta, en Colombia. En esta región se tienen registro recientes de su presencia.6 En Trinidad parece que siempre fue un ave muy rara y actualmente se reporta como extinta.7

 

C. cucullata ha estado presente desde la primera mitad del siglo XIX en Puerto Rico, inicialmente traída en jaulas para el cruce con canarios, y posteriormente establecida como una población naturalizada.8 9 Igualmente fue registrada en estado silvestre en las cercanías de Santiago de Cuba y al norte de la isla alrededor de 1856, pero varios autores han descartado que se trate de una población nativa, y sugiere que se trataba de aves escapadas de cautiverio que no lograron establecerse como población.10 11

 

Entre 2000 y 2003 se descubrieron poblaciones en las sabanas de Roraima-Rupununi, Guayana, en parte del territorio de la Guayana Esequiba reclamado por Venezuela. Estas poblaciones son aparentemente nativas y están aisladas más de 900 km de otras poblaciones conocidas. Las exploraciones de hábitats adecuados para la especie en regiones aledañas de Brasil y Venezuela han tenido resultados negativos

Alimentación

El Cardenalito

Cuando come el Clavelito, lo hace agarrando el fruto con una de sus patas, al igual que la familia de los loros (Psittacidae), y luego con el pico va sacando las semillas que contiene.

 

Buscan las semillas en la baja vegetación y en los árboles. Entre las preferidas están las de Wedelia calycina (Asteraceae), Phoradendron sp. (Loranthaceae), el árbol Curatella sp. y la higuera (Ficus spp.). En la isla Trinidad se alimenta de las semillas de la Argemone mexicana.

El Cardenalito

Como complemento de su dieta el avecilla come las semillas de Bledo sin importarle su esfuerzo.

El Cardenalito

La imagen expresa por qué el anisito representa una semilla favorita en la dieta del ave.

Nidificación

El Cardenalito

Suele anidar en dos épocas, en Guyana de mayo a julio y de noviembre a diciembre. En Venezuela, de marzo a abril y de agosto a septiembre. Sin embargo en Cúcuta, Colombia solamente se le ha visto anidar en octubre. Coincide con la floración de los árboles y las plantas que producen las semillas de las que se alimentan.

 

Las parejas empiezan a formarse en abril mediante vuelos nupciales semejantes al vuelo de las mariposas. El macho sale de un posadero y llega a otro donde se encuentra la hembra. Usualmente surgen peleas con otros machos por el territorio. El macho dominante se posa un poco más elevado que el adversario y poniéndose horizontal abre las alas y las hace vibrar. Así el otro huye o bien se pelean pico con pico.

 

La pareja una vez formada no se aleja mucho del lugar de anidación (0,5 km). Anidan colonialmente en pequeños grupos de 9 separados por áreas de unos 30 metros.

 

Colocan el nido en el extremo de la rama más alta de un árbol y bien camuflado. Tiene forma de copa con una profundidad de 10 cm y un diámetro de 12 cm. Lo construyen con fibras algodonosas, musgo y trozos de hierbas secas entre 2 y 10 cm de largo.

El Cardenalito

 

Se puede dar el caso de que una hembra dominante robe el material del nido de otra hembra. Aunque el macho no lo construye, si que suele acompañar a la hembra en su colecta de materiales. El apareamiento tiene lugar cerca del nido cuando la hembra adopta una posición horizontal, abre las alas y emite la llamada larga “tee tee tee”. Ponen de 2 a 3 huevos completamente blancos o ligeramente verdoso pálidos. Medidas: 14,7 - 17,8 mm × 10,8 - 13 mm.

 

La hembra sola los incuba durante 12 días siendo alimentada periódicamente por el macho. Su principal tarea es la defensa de su pequeño territorio de otros pájaros intrusos. La hembra los alimenta y deja de darles calor cinco días después, pues la temperatura exterior no baja de los 30º-32º C. A los 15 días salen del nido. Dos o tres días más tarde ella construye otro nido y hace una segunda puesta. A su vez, el macho se ocupa de cuidar los polluelos hasta su independencia.

Población

 

Se han realizado varios ensayos para tratar de estimar el número de individuos silvestres que sobreviven en la actualidad; sin embargo, dichos estimados se caracterizan por sus imprecisiones y se desconoce realmente la población actual. Los estimados varían desde un mínimo de 600 hasta 800 aves en todo el país, de los cuales se calculan unos 350 a 500 individuos en occidente, y otros 300 en la zona central. Otros estimados indican que en la actualidad sobreviven alrededor de 4.000 cardenalitos silvestres en total, de los cuales unos 2.500 viven en los estados Lara y Falcón. Las cifras de aves capturadas apoyarían más al segundo estimado que al primero. Es necesario aclarar que, si bien se puede asegurar que la cifra es baja, aún falta información para estimar la población con exactitud. En cualquier caso, las cifras actuales son menores que las anteriores y la mayoría de las poblaciones referidas en el pasado se encuentran extintas en la actualidad.

Amenazas

El Cardenalito

 

Cría y comercialización

El cardenalito atrajo el interés de los criadores de aves europeos desde muy temprano por sus belleza, porte, docilidad y la calidad de su canto.13

 

Se supone que los primeros individuos fueron llevados a Europa desde el siglo XVIII. De hecho, la descripción de la especie se basó en un ejemplar en cautiverio, aparentemente proveniente de España.4 Aparentemente fue un ave común en colecciones científicas, museos y zoológicos, y fue objeto de estudios anatómicos comparativos del reino animal al menos desde 1840.14 15 16 17

 

En Alemania se hizo popular su cría a partir de la década de 1870, y fue comercializado por varias casas especializadas ubicadas en Londres y en Hamburgo. El cruce del cardenalito con canarios fue presentado como una novedad merecedora de distinciones en una exposición de cría de aves en Hamburgo en 1877.13

 

Situación actual

Esta ave podría extinguirse en vida silvestre en un futuro cercano si no se logra controlar su captura y comercio. Las amenazas se consideran extremas y han causado severos impactos en las poblaciones, estimándose que la mayoría se encuentran extintas y que la distribución actual es sólo un relicto de la pasada. La situación de esta especie ha sido denunciada desde principios de siglo. Desde 1952 ha sido clasificada como Amenazada por la Unión Mundial para la Naturaleza, y en la última versión del Libro Rojo se clasifica En Peligro, en situación grave y que requiere de acciones urgentes.

 

Amenazas

La principal causa de la situación que actualmente enfrenta el cardenalito ha sido la extracción maderera de su hábitat, la segunda ha sido su captura y comercio ilegal, prácticas realizadas persistentemente desde 1835. Incluso a mediados de este siglo se utilizó su plumaje como adorno para sombreros en forma indiscriminada. El comercio desmedido está fuertemente vinculado a la hibridación con canarios para producir canarios rojos, lo cual constituyó un acontecimiento en la canaricultura y marcaría el inicio de la extinción del cardenalito. La situación se agrava ya que el codiciado color rojo en los canarios se pierde en varias generaciones y es necesario volver a reproducirlo con nuevos cruces para mantener el color. Producto de esta situación los cardenalitos alcanzaron precios exorbitantes en el mercado internacional, y a nivel nacional era una de las aves por la que mejor oferta recibía su colector. Se cuenta con información de que todavía en algunas localidades de la zona central los traficantes compran cardenalitos a los lugareños a cambio de artefactos eléctricos. Las cifras sobre aves capturadas y exportadas adquieren dimensiones impresionantes, y actualmente, a pesar de la disminución poblacional del ave, la actividad de captura se mantiene y el comercio aún es rentable y de magnitudes significativas.

Enemigos

El Cardenalito

En la naturaleza tiene poco enemigos naturales. Sin embargo, el hombre, su peor enemigo, desde hace 148 años lo ha estado persiguiendo incansablemente

 

Por un Cardenalito se pagan cifras altísimas hasta 1.000 dólares por un ejemplar, por lo que ha llegado a ser una de las aves más anheladas y codiciadas especialmente entre los amantes y cultivadores de los Canarios de color. Este fenómeno ha originado y creado a nivel mundial un comercio muy lucrativo, semejante al tráfico de las drogas con el cual tiene mucho parecido.

En este comercio ilícito están involucrados, tanto venezolanos como extranjeros de muchas nacionalidades.

 

Entre los individuos que son responsables de la desaparición y casi extinción del Cardenalito de Venezuela, se destacan, los siguientes grupos:  

 

A. Los campesinos capturadores de Cardenalitos.

B. Los pajareros.

C. Los Intermediarios

D. Los contrabandistas.

E. Los compradores y coleccionistas.

El Cardenalito

El valor genético es incalculable, pero realmente lo increíble es su valor económico en el mundo, creando así un comercio lucrativo e ilícito, comparable con el tráfico de las drogas.

Conservación

 

 

Esta ave es conocida a nivel internacional; su verdadero valor radica en ser una especie única en Venezuela por lo que su pérdida sería muy lamentable, razón por la cual se hace indispensable su preservación, para salvaguardar el prestigio nacional en materia de conservación.

Medidas de conservación

El cardenalito está especialmente protegido por las leyes venezolana según la resolución 439 del 07/12/82, en la Gaceta Oficial No. 32619. Su comercio está regulado por CITES, que incluye a la especie en el Apéndice I, gracias a lo cual se controla el tráfico a través de Curazao, país que servía de puente entre Venezuela y Europa para el comercio de cardenalitos.

Estado Actual del Cardenalito en Venezuela

 

Hoy en día, se sabe que apenas queda una población estimada entre 2.000 y 20.000 pájaros que aún viven en estado natural en sólo dos áreas de Venezuela: con unos 4.500 individuos en los Estados Lara y Falcón, que representa el 75% aproximadamente, y la otra, en la Región Capital y Región Central, con unos 1.500 ejemplares, entre los límites de los Estados Miranda, Guárico y Anzoátegui.

 

currió en las poblaciones de Trinidad desde hace 30 años, en Colombia hace muchas décadas y que en Venezuela ha ocurrido progresivamente en la Región Oriental y Región Occidental. Hoy en día, solamente existen pequeñísimas poblaciones sobrevivientes en apenas cinco sitios de dos regiones: la Capital y Central y la Centroccidental (Estado Falcón, Lara, Portuguesa y Yaracuy).

 

El Cardenalito está en inminente peligro de extinción; quizás quedan tan sólo dos de las muchas poblaciones silvestres originales: una en las Regiones Capital y Central y la otra en la Región Centroccidental 

Conclusión

El Cardenalito

1. La distribución del Cardenalito está muy estrechamente relacionada con las serranías y el piedemonte andino y de la costa enmarcada en la zona tropical, pero nunca en las grandes planicies subhúmedas y poco en las amplias áreas de espinares. Tampoco vive en las frías y las altas montañas, ni en los bosques, ni en las zonas sabaneras del país.

 

2. En Venezuela el Cardenalito habita en las zonas de transición entre la vegetación alta y baja, teniendo preferencia por los campos abiertos con árboles y arbustos dispersos, por las áreas de “conucos” y raras veces, por los matorrales densos.

 

3. Su hábitat natural se ha ido alterando con el desarrollo de la actividad ganadera, y aunque no consigue un hábitat apropiado en los campos recientes de Gamelote, los arbustos que crecen junto con este pasto, con el tiempo le resultan favorables.

 

4.. El Cardenalito estaba distribuido a lo largo de la faja Norte de la Cordillera de los Andes y de la Costa, que va desde el Estado Mérida en la parte Occidental, hasta el Estado Monagas en el extremo Oriental del país. También fue localizado en la Isla de Monos, en Trinidad; y en el Norte de Santander, Colombia.

 

5. En la actualidad se conocen pequeñas poblaciones de Cardenalitos solamente en los Estados Falcón, Lara, Miranda, Guárico y Anzoátegui. Se estima que el 75% de estos pájaros están en Lara y Falcón y el 25% restante en la parte Capital y Central del país.

 

6. El Cardenalito, como una especie que vive en estado natural, está a punto de extinguirse de Venezuela, pero en cambio se reproduce en cautiverio en países como Alemania, Argentina, Bélgica, España y Holanda. Estos reciben en forma clandestina ejemplares capturados ilegalmente en el país, los cuales son importantes para mantener el vigor genético de las crías comerciales.

 

7. En las serranías situadas en el Estado Falcón y en la parte Norte de Lara, la especie se reproduce según las épocas de lluvia hasta dos veces al año, comúnmente de Marzo a Junio y de Septiembre a Noviembre; mientras que en las Serranías de Aroa, Nirgua y en los Andes, donde desapareció, lo hacía sólo una vez, de Marzo a Agosto.

 

8. El Cardenalito nidifica en las zonas semiáridas y subhúmedas que se hallan entre los 500 y 700 m.s.n.m., y utiliza con cierta preferencia aquellos árboles que están cubiertos de Barba de Palo, en donde construye sus nidos en forma de copa a una altura entre los 4 y 7 m.

 

9. Los colores de la hembra del Cardenalito, así como el nido y la Barba de Palo, conforman un conjunto tan semejante al ambiente que la rodea, que le sirve de mimetismo ante sus enemigos naturales, no así para el hombre, quien puede localizarla con “pitadores”.

 

10. La incubación de los huevos del Cardenalito, se realiza sólo por la hembra, y la eclosión de los mismos dura aproximadamente unos 12 días. En épocas pasadas, realizaba normalmente hasta tres nidadas en un período de nidificación; en la actualidad las pequeñas poblaciones existentes difícilmente llegan a realizar una sola, debido a la intensa persecución a que está sometida la especie.

 

11. Durante el proceso reproductivo, el Cardenalito establece dominio territorial como lo hacen la mayoría de los pájaros, el cual defiende ardorosamente tanto de los individuos de su propia especie como de las otras aún cuando estas últimas sean mayores en tamaño y fuerza.

 

12. En su estado natural, un pichón de Cardenalito entre los 3 y 5 meses ya ha alcanzado el plumaje de adulto y está apto para reproducirse, pero en cautiverio por lo general lo hace entre los 7 y 9 meses; su fertilidad es tardía, difícil y hasta improbable.

 

13. A pesar de que con el macho se han obtenido los Canarios de color rojo, aún no se ha logrado un espécimen que tenga el rojo encendido que originalmente tiene el Cardenalito; para tal fin se está intentando utilizar a la hembra, porque ésta puede ser la portadora de un gen o un par de genes que sean responsables de ese color. Esto, lógicamente, aumentaría la demanda de hembras desde el exterior y quizás aceleraría la extinción de la especie en Venezuela.

 

14. El Gavilán Primito está considerado como el típico depredador natural que tiene el Cardenalito, tanto en pájaros adultos como en los pichones, sin embargo, al abatirse sobre los individuos enfermos, defectuosos y viejos realiza una actividad selectiva que favorece a la especie. Esa es una parte de la ley del equilibrio ecológico. En cambio, el hombre, su enemigo más nefasto, rompe esa ley natural.

 

15. Otro factor que ha venido alterando la distribución del hábitat natural del Cardenalito ha sido, sobre todo, la agricultura intensiva al deforestar grandes extensiones; en cambio, la agricultura tradicional o de “conuco” le ha favorecido. De ahí que se puede afirmar que entre campesino, “conuco” y Cardenalito hay una consustanciada tríada.

 

16. El Cardenalito es uno de los pocos pájaros, entre los fringílidos y entre otras familias, que posee un extraordinario ardor sexual. Esto ha permitido que en estado natural se reproduzca con mucha facilidad y sea una de las razones por las cuales, a pesar de unos 100 años de persecución irracional, no haya podido ser aún exterminado.

 

17. En libertad, los machos son polígamos y como padres suelen cuidar y alimentar a grupos numerosos de pichones pertenecientes a varias nidadas; en cautiverio, un 10% son excelentes, un 30% son buenos y un 60% resultan malos y hasta “irresponsables”.

 

18. Las hembras en estado de cautiverio difícilmente entran en celo, no obstante, algunas hembras excepcionales pueden lograr hasta tres nidadas anuales, pero para que críen sus pichones con éxito deben estar rodeadas de una tranquilidad permanente, de condiciones ambientales similares a las de su hábitat y de un manejo muy cuidadoso.

 

19. Los pajareros furtivos, los campesinos especializados, los intermediarios, los contrabandistas y los compradores conforman, a nivel nacional e internacional, una Organización de Depredadores que en más de 100 años han exterminado el Cardenalito en la casi totalidad de su hábitat natural y están a punto de consolidar la extinción de la especie.

 

20. Las enfermedades que afectan al Cardenalito en estado natural no son conocidas. No obstante, la fumigación ambiental y el “shock” de captura, son causas de una gran mortalidad. Esta última, ocurre con mayor frecuencia en individuos atrapados en época de celo o en el período de muda; y, en los pichones menores de 2 meses de edad.

 

21. El Cardenalito está muy bien adaptado a las condiciones ecológicas donde reina la vegetación secundaria. Hace movimientos migratorios según las épocas del año (sequía o lluvia), según los pisos altitudinales (de 0 a 1.500 m.s.n.m.) y según los cambios en la floración y la fructificación de las plantas generalmente invasoras que le sirven de alimento. Tiene una dieta variada y balanceada: semillas, frutos, hojas, pétalos, insectos, néctar y tierras salobres.

 

22. El Cardenalito es un pájaro muy conocido a nivel mundial desde el siglo pasado, pero casi desconocido en su país de origen, hasta el presente. Sobre él, existen en el exterior numerosos trabajos publicados en libros, revistas y periódicos que sólo hacen referencia al cruzamiento con el Canario, pero no dicen nada de su ecología y comportamiento.

 

23. El Cardenalito es realmente importante porque vive en estado natural únicamente en Venezuela, tiene un valor genético exclusivo (al ser capaz de transmitir el factor rojo al Canario, dio origen a la Canaricultura de Color), es un pájaro de extraordinario valor comercial, especialmente en Europa y, entre los fringílidos, uno de los más bellos.

 

Por último, habiéndose hecho estas consideraciones, sería muy lamentable que los venezolanos llegaran a tomar conciencia de este importante recurso exclusivo de nuestro país, después de haberlo perdido.

Recomendaciones

El cardenalito es un pájaro muy prolífero pero al mismo tiempo fácil de capturar

 

Es conveniente la aplicación exclusiva de medidas punitivas, porque la mente humana rechaza aquellas fuerzas que le afectan sin un conocimiento previo; por esto se debe emplear, preferiblemente, la persuasión razonada.

Específicamente se recomienda que:

 

El Cardenalito debe ser preservado dentro de sus ambientes naturales, para lograr al final la conservación de un recurso natural, tan valioso desde el punto de vista económico, ornamental, genético y ecológico.

 

El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Renovables y otras organizaciones apropiadas deben designar, por lo menos, unas 10 personas para que visiten todos los caseríos que encuentren dentro de las áreas donde haya posibilidades de nidificación del Cardenalito.

 

Como se sabe que un simple llamado a la conciencia del campesino no resolvería el problema planteado, también se recomienda que se le dé una difusión oficial a la campaña a través de los distintos medios de comunicación, insistiendo en las medidas que se están llevando a cabo con respecto a este proyecto de conservación.

 

Debe realizarse paralelamente una promoción, de persona a persona, de manera amistosa, dirigida fundamentalmente a los pajareros de Altagracia de Orituco, Barquisimeto, Caracas, Churuguara y Santa Cruz de Bucaral, dándoles a conocer todos los detalles de la campaña y el efecto positivo y tangible que tendría para ellos. Se busca restablecer poblaciones exiguas que en el futuro podrían ser explotadas legalmente.

 

Es urgente que el Gobierno Nacional decrete una ley que prohíba la captura, tráfico y comercio del Cardenalito; que establezca un período de veda total en la faja Norte del país para permitir la recuperación de las poblaciones existentes; que reglamente las sanciones y las penas concernientes a los infractores de los decretos de prohibición y veda. 

 

Las Fuerzas Armadas de Cooperación debe encargarse, de todos los aspectos referentes a la aplicación de la Ley a nivel de los intermediarios y contrabandistas, tanto nacionales como internacionales; para tal fin, es urgente que se designe a un Oficial para que trabaje en forma coordinada, con las demás organizaciones involucradas en esta campaña.

 

Se debe hacer contacto con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), para que ésta se encargue de informar, de nuevo, a los compradores de Cardenalitos en Alemania, Argentina, Bélgica, España y Holanda, de la situación actual de inminente desaparición del Cardenalito de Venezuela. Debe así mismo, hacerse hincapié de que tanto Venezuela como los países antes señalados son miembros integrantes de la “Convención de Países Signatarios Contra el Comercio Ilegal de Especies Amenazadas de la Fauna y la Flora”.

 

Se debe criar al Cardenalito en cautiverio, para ofrecérselo a precios bajos a los compradores y repoblar aquellas áreas donde ha desaparecido.

 

Se debe estudiar la factibilidad de involucrar los Parques Nacionales de “Guatopo” y la “Cueva de la Quebrada del Toro”, en un programa efectivo de protección de las pequeñas poblaciones locales del Cardenalito, que aún subsisten en dichos parques.

 

La campaña podría tener éxito solamente si se logra la concientización humana partiendo, por supuesto, de las características generalizadas de los venezolanos que están envueltos en esta problemática.

 

La solución de este problema se hace impostergable, por cuanto se puede lograr mucho si se actúa antes de que sea demasiado tarde.

El Cardenalito, un venezolano que se extingue. ¡PROTÉGELO!

 

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

 




Fuentes:https://es.wikipedia.org/wiki/Carduelis_cucullata

http://musguito.net.ve/cardenalito_05.htm

Comentarios: 0

Translate Page

Navidad Ecológica

 

Buscar contenido

SÍGUENOS EN EL FACEBOOK

No olvides que tienes el mundo en tus manos. tu planeta te necesita. cuidalo y conservalo por el beneficio de todos.!

5 de junio dia del medio ambiente, por el cual todos y cada uno debemos cuidar y conservar nuestro ambiente. no solo ese dia, sino todos los dias.! Amalo y promueve su cuidado.!

FLORA

Cuidemos todo tipo de vegetacion. la flora es muy importante para el planeta.!

FAUNA

No a la caza indiscriminada de animales.! ama y conserva tanto la flora como la fauna.!

En peligro de extincion.! conservalo.!

La iguana en peligro de extincion.! No a la caza.!

Los rios y los nevados son muy importante.!

No a la contaminacion de los cuerpos de agua.

has conciencia cada dia. hacer conciencia es tener educaciòn.

LA BIBLIA DICE: “No arruines tu salud por las riquezas” (Proverbios 23:4La Palabra de Dios para Todos [PDT]).

LA BIBLIA DICE: “Que su modo de vivir esté exento del amor al dinero, y estén contentos con las cosas presentes” (Hebreos 13:5).

LA BIBLIA DICE: “El que confía en sus riquezas... él mismo caerá; pero justamente como follaje reverdecerán los justos” (Proverbios 11:28).

“No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz” (Lucas 12:15Traducción en lenguaje actual [TLA]).

Elementos del           Ambiente

TODOS JUNTOS UN MUNDO MEJOR  ES POSIBLE

Desarrollo sustentable es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”

La Educación Ambiental esta dirigida a promover, generar, desarrollar y consolidar en los ciudadanos y ciudadanas conocimientos, aptitudes y actitudes para contribuir con la transformación de la sociedad, que se reflejará en alternativas de solución a los problemas socio-ambientales, contribuyendo así al logro del bienestar social, integrándose en la gestión del ambiente a través de la participación activa y protagónica, bajo la premisa del desarrollo sustentable.

loading...