Fotosíntesis

Fotosíntesis

 

A diferencia de los animales, que necesitan digerir alimentos ya elaborados, las plantas son capaces de producir sus propios alimentos a través de un proceso químico llamado fotosíntesis. Para realizar la fotosíntesis las plantas disponen de un pigmento de color verde llamado clorofila que es el encargado de absorber la luz adecuada para realizar este proceso. Además de las plantas, la fotosíntesis también la realizan las algas verdes y ciertos tipos de bacterias. Estos seres capaces de producir su propio alimento se conocen como autótrofos.

 

Las plantas utilizan los recursos del medio ambiente como son: el agua, la luz del sol, aire y minerales que están en el suelo, y con estos producen su propio alimento.

 

Son muchos los seres vivos que dependen del oxígeno que se libera durante la fotosíntesis y no sólo del oxígeno desprendido, sino que la mayor parte de estructuras de los seres vivos para su desarrollo necesitan los productos orgánicos formados durante la fotosíntesis junto a materia inorgánica del propio medio ambiente. Por tanto, puede decirse que la materia que forma a los seres vivos está constituida por materia orgánica. Para que la fotosíntesis se produzca, se requiere de cinco factores fundamentales: luz, agua, dióxido de carbono, pigmentos y temperatura.

¿Que es la Fotosíntesis?

Fotosíntesis

Se designa con el término de fotosíntesis al proceso a través del cual las plantas, las algas y algún tipo de bacteria captan la energía de la luz que emana el sol y la utilizan para transformar la materia inorgánica de su medio externo en materia orgánica que les resultará fundamental a la hora de su crecimiento y desarrollo. Si bien con algunas bacterias no se cumple esta situación, durante el proceso de fotosíntesis siempre se producirá la liberación de oxígeno molecular hacia la atmósfera.

 

La fotosíntesis es el proceso de elaboración de los alimentos por parte de las plantas. Los árboles y las plantas usan la fotosíntesis para alimentarse, crecer y desarrollarse.

 

Para realizar la fotosíntesis, las plantas necesitan de la clorofila, que es una sustancia de color verde que tienen en las hojas. Es la encargada de absorber la luz adecuada para realizar este proceso. A su vez, la clorofila es responsable del característico color verde de las plantas.

 

La fotosíntesis es un proceso que transforma la energía de la luz del sol en energía química.Consiste, básicamente, en la elaboración de azúcares a partir del C02 ( dióxido de carbono), minerales y agua con la ayuda de la luz solar.

 

CO2 +                            H2O + LUZ                = ( CH2O)                     + O2

 

Dóxido de carbono              Agua                     Hidratos de carbono           Oxígeno

Antecedentes Históricos Fotosíntesis

Fotosíntesis

Antes del siglo XVIII, los científicos pensaban que las plantas obtenían todos sus nutrientes de la tierra. En 1727, Stephen Hales sugirió que parte de sus nutrientes venían de la atmósfera y que de alguna manera la luz participaba en ello.

 

A partir de ese año se iniciaron las investigaciones en torno a cómo las plantas obtienen sus alimentos. Lo primero que se descubrió fue que la presencia del CO2 producido por los animales durante la noche estimulaba la formación de aire purificado (oxígeno).

 

Sin embargo, en 1864, Julius Sachs demostró que la planta podía formar sus alimentos orgánicos a partir de materia inorgánica. Así se concluyó que la fotosíntesis es un proceso durante el cual los vegetales, en presencia de la luz solar, transforman las sustancias inorgánicas que toman del medio en materia orgánica nutritiva y también purifican el aire, es decir, producen oxígeno.

Tipos de Fotosíntesis

fotosintesis

En la actualidad se diferencian dos tipos de procesos fotosintéticos, que son la fotosíntesis oxigénica y la fotosíntesis anoxigénica.

 

La fotosíntesis oxigénica es la modalidad de fotosíntesis en la que el agua es el donante primario de electrones y que, por lo tanto, libera oxígeno (O2) como subproducto.

 

Esta modalidad metabólica es propia de las cianobacterias y de sus descendientes por endosimbiosis, los diversos tipos de cianelas y plastos que se observan en las (algas) eucarióticas y en las plantas.

 

Las otras bacterias y arqueobacterias fotosintéticas recurren a otros donantes de electrones, como el sulfuro o el hidrógeno. A partir de que la fotosíntesis oxigénica apareciera en cianobacterias y se convirtiera en la forma principal de metabolismo autótrofo, la atmósfera terrestre empezó a enriquecerse en oxígeno, hasta entonces casi ausente.

 

En palabras simples, el proceso de combinación de dióxido de carbono con agua para formar azúcar, resulta en un exceso de oxígeno, el cual es liberado

 

Fotosíntesis anoxigénica

 En la fotosíntesis anoxigénica, los organismos fotoautótrofos anoxigénicos convierten la energía de la luz en energía química necesaria para el crecimiento; sin embargo, y al contrario que las plantas, algas y cianobacterias, en este proceso de transformación de la energía no se produce oxígeno (O2). Otra diferencia es que los fotótrofos anoxigénicos contienen un tipo de clorofila, bacterioclorofila, diferente a la clorofila de las plantas.

 

Estas bacterias contienen además carotenoides, pigmentos encargados de la absorción de la energía de la luz y posterior transmisión a la bacterioclorofila. El color de estos pigmentos son los que le dan el nombre a estas bacterias: bacterias púrpuras del azufre y bacterias verdes del azufre. En las cianobacterias estos pigmentos captadores de luz son las ficobilinas, de ahí su nombre, bacterias azules (cianobacterias).

 

En las bacterias púrpuras y verdes sólo existe un fotosistema, de tal manera que la energía absorbida de la luz es utilizada para transportar un electrón desde la clorofila a la cadena de transporte de electrones que finalmente cede el electrón a la misma clorofila. En esta cadena de transporte de electrones se genera la energía necesaria para sintetizar ATP. Sin embargo, el transporte de electrones es cíclico (el donador primario de electrones y el aceptor terminal de electrones es la misma clorofila) no existiendo por lo tanto reducción de NADP+ a NADPH. Esta reducción se lleva a cabo mediante transporte inverso de electrones gracias a los electrones donados por el hidrógeno gaseoso (H2) o el sulfuro de hidrógeno (H2S). En cualquier caso nunca se produce oxígeno.

 

La reacción global es la siguiente:

 

2H2S + CO2 → [CH2O] + H2O + 2 S 1

Proceso Fotosíntesis

Fotosíntesis

¿Cómo se realiza la fotosíntesis?

 

* En el momento que las plantas y árboles comienzan a recibir la luz del sol, por dentro de ellas se comienza a llevar a cabo un proceso en el cual se comportan como toda una fábrica y eso es lo que hacen, fabricar materia orgánica. Es decir materia viva a partir de materia inorgánica, es decir materia muerta.

 

Las plantas comienzan tomando prestado de la tierra los minerales que se encuentran en ella como el hierro, el zinc, el potasio y muchos más, con ayuda del agua los llevan desde las raíces hasta sus tallos y hojas, almacenándolo así hasta que puedan ver la luz solar nuevamente.

 

Y es en este momento donde con ayuda del sol producen la fotosíntesis, todo un proceso donde también se liberan algunos gases no tóxicos para el ser humano, sino más bien beneficiosos como es el oxígeno.

 

Es por este motivo que las plantas y árboles son las creadoras del oxígeno que tanto necesitamos y lo crean a partir de un gas toxico conocido como dióxido de carbono. Este dióxido de carbono proviene de la respiración de animales y seres humanos, incluso de forma excesiva es generado por autos y fábricas.

 

Aunque tengamos cuidado, el exceso de dióxido de carbono en el ambiente causan problemas en el ser humano y las plantas, estas tienen un ritmo controlado de generación de oxigeno, por este motivo hay que darles tiempo.

 

En la fotosíntesis también se genera un líquido llamado clorofila el cual se encarga de darle el color verde a las plantas.

 

El proceso completo de la alimentación de las plantas consiste básicamente en:

 

a- Absorción: Las raíces de las plantas crecen hacia donde hay agua. Las raíces absorben el agua y los minerales de la tierra.

 

b- Circulación: Con el agua y los minerales absorbidos por las raíces hasta las hojas a través del tallo.

 

c- Fotosíntesis: Se realiza en las hojas, que se orientan hacia la luz. La clorofila de las hojas atrapa la luz del Sol. A partir de la luz del Sol y el dióxido de carbono, se transforma la savia bruta en savia elaborada, que constituye el alimento de la planta. Además la planta produce oxígeno que es expulsado por las hojas.

 

d- Respiración: Las plantas , al igual que los animales, tomando oxígeno y expulsando dióxido de carbono. El proceso se produce sobre todo en las hojas y el los tallos verdes. La respiración la hacen tanto de día como por la noche, en la que, ante la falta de luz, las plantas realizan solamente la función de respiración.

Fases de la Fotosíntesis

Fotosíntesis

 

 

 

La fotosíntesis presenta dos fases:

 

3.1- Fase fotoquímica o reacción de Hill

Anteriormente se conocía como fase luminosa. Para que se dé esta fase las plantas deben absorber la luz. Las plantas absorben la luz a través de substancias llamadas pigmentos. Entre todos ellos, destaca la clorofila, que es el pigmento de color verde que se encuentra en el interior de los cloroplastos de la célula vegetal.

 

Es la gran proporción de este pigmento el que determina que las plantas presenten principalmente su coloración verde ya que la mayor cantidad de clorofila enmascara la menor proporción del resto de pigmentos. Las plantas las vemos verdes porque la luz verde al no ser absorbida es captada por nuestros ojos. Sin embargo, es la luz roja -anaranjada y la azul la que es utilizada por la mayoría de las plantas para realizar la fotosíntesis. Otras plantas, como ciertas algas marinas rojas, son capaces de absorber la luz verde para realizar la fotosíntesis. Para ello utilizan pigmentos diferentes a la clorofila.

 

Los pigmentos deben su color a la luz que no son capaces de absorber. Así, por ejemplo, la clorofila absorbe prácticamente todos los colores del espectro visible excepto el verde. Por lo tanto, la capacidad de absorción de la clorofila y de otros pigmentos y la intensidad de la fotosíntesis dependerá de los diferentes tipos de longitud de onda lumínica. Dado que la clorofila es el pigmento principal, la absorción será la mayor dentro del espectro rojo-anaranjado, inferior en el espectro azul y prácticamente ineficaz en el espectro verde.

 

Existen dos tipos de clorofila: la clorofila A que tiene un color verde azulado y la clorofila B que presenta un color verde amarillento. La primera es mucho más abundante que la segunda ya que aparece en una proporción tres veces superior. La clorofila A está encargada principalmente de capturar las longitudes de onda violeta y rojo.

 

Los pigmentos vegetales no se presentan aislados sino que se combinan entre ellos. Así, junto a la clorofila A y B , existen otros pigmentos llamados carotenoides y ficobilinas. Estas últimas aparecen en organismos vegetales inferiores ( algas y cianobacterias) . Los carotenoides pueden ser carotenos, con una coloración rojiza anaranjada y xantófilas con una coloración amarillenta y parda. Carotenoides y ficobilinas, junto con la clorofila B, son los responsables de absorber aquellas longitudes de onda que no es capaz de absorber la clorofila A ( verde y anaranjado -rojo) . De esta manera , una vez absorbida, la transfieren a la clorofila A, para que pueda transformarlas.

3.2- Fase de fijación del dióxido de carbono (Ciclo de Calvin)

Corresponde a lo que anteriormente se le conocía como fase oscura. Hoy en día se prefiere omitir este término al haberse aceptado que este proceso necesita también de la luz para poder llevarse a cabo. Este ciclo se produce en los cloroplastos del estroma y convierte el CO2 que las plantas absorben a través de los estomas en hidratos de carbono. Para que pueda darse este proceso se deberán utilizar los materiales elaborados en la anterior fase.

 

¿Qué ocurre en la fase luminosa?

 

Fotosíntesis

 

Es la primera fase del proceso fotosintético y ocurre en las membranas tilacoidales de los cloroplastos y en presencia de luz, poseen dos sistemas: un sistema de pigmentos que captan la luz y un sistema o cadena de transporte de electrones. En esta fase la clorofila capta la luz, "se excita" y trae como consecuencia tres sucesos:

 

1. Fotólisis del agua ()

 

2. Síntesis de nicotinamida - adenin - dinucleótido fosfato (NADPH)

 

3.Síntesis de adenosin - trifosfato (ATP)

 

La fotolisis del agua ocurre por descomposición de la molécula de agua en sus elementos constituyentes (H y O) por acción de la luz.

El oxígeno es liberado (O2) a la atmósfera a través de los estomas de las hojas.

La síntesis del (NADPH) se forma a partir del NADP+ el cual acepta electrones.

 

La síntesis de adenosin - trifosfato (ATP) se forma a partir del adenosin - difosfato (ADP) y el fosfato inorgánico (Pi)

 

¿Que ocurre en la etapa oscura?

 

En esta etapa se realiza la síntesis de la glucosa mediante la participación del NADPH y el ATP producidos en la etapa luminosa además del Dióxido de Carbono () que es tomado de la atmósfera, en esta etapa no se requiere de luz para realizar sus funciones. La síntesis de la glucosa ocurre en el estroma de los cloroplastos e implica una serie de reacciones químicas que forman el llamado Ciclo de Calvin las fases más importantes de este ciclo son:

 

Fijación del dióxido de carbono.

Síntesis de azúcares.

Regeneración de la ribulosa - 1,5 - difosfato.

Factores que condicionan la Fotosíntesis

Fotosíntesis

Mediante la comprobación experimental, los científicos han llegado a la conclusión de que la temperatura, la concentración de determinados gases en el aire (tales como dióxido de carbono y oxígeno), la intensidad luminosa y la escasez de agua son aquellos factores que intervienen aumentando o disminuyendo el rendimiento fotosintético de un vegetal.

 

Factores que condicionan la fotosíntesis

 

La fotosíntesis esta condicionada por cinco principales factores:

 

- La luz: Es necesaria para que se pueda realizar este proceso. Debe ser una luz adecuada puesto que su eficacia depende de las diferentes longitudes de onda del espectro visible. La más eficaz es la rojo-anaranjada. La luz azul es muy poco eficaz y prácticamente nula la verde, aunque algunas plantas marinas son capaces de aprovecharla.

 

- El agua: Componente imprescindible en la reacción química de la fotosíntesis. Constituye también el medio necesario para que se puedan disolver los elementos químicos del suelo que la plantas deben utilizar para construir sus tejidos.

 

- El dióxido de carbono: Constituye el " material" que, fijado con el agua, las plantas utilizan para sintetizar hidratos de carbono. Penetra en las hojas a través de los estomas, aunque, en una proporción muy pequeña, puede proceder del bicarbonato disuelto en el agua del suelo que la plantas absorben mediante sus raíces.

 

- Los pigmentos: Son las substancias que absorben la luz necesaria para producir la reacción . Entre ellos, el principal es la clorofila o pigmento verde que da el color a las plantas. La clorofila se encuentra mezclada con otros pigmentos, aunque al aparecer en una mayor proporción, generalmente impone su color sobre el resto que queda enmascarado.

 

- La temperatura: Es necesaria una temperatura determinada para que puede producirse la reacción. Se considera que la temperatura ideal para una productividad máxima se encuentra entre los 20 y los 30 ºC, sin embargo puede producirse entre los 0 y los 50 ºC, de acuerdo a las condiciones en que cada planta se ha ido adaptando a su medio. Es posible incluso con una temperatura de -0,5 ºC. Por debajo del punto de congelación no puede darse la fotosíntesis.

 

La intensidad luminosa: cada especie se encuentra adaptada a desarrollar su vida dentro de un intervalo de intensidad de luz, por lo que existirán especies de penumbra y especies fotófilas. Dentro de cada intervalo, a mayor intensidad luminosa, mayor rendimiento, hasta sobrepasar ciertos límites, en los que se sobreviene la fotooxidación irreversible de los pigmentos fotosintéticos. Para una igual intensidad luminosa, las plantas C4 (adaptadas a climas secos y cálidos) manifiestan un mayor rendimiento que las plantas C3, y nunca alcanzan la saturación lumínica.20 21

 

El tiempo de iluminación: existen especies que desenvuelven una mayor producción fotosintética cuanto mayor sea el número de horas de luz, mientras que también hay otras que necesitan alternar horas de iluminación con horas de oscuridad.21 22

 

El color de la luz: la clorofila α y la clorofila β absorben la energía lumínica en la región azul y roja del espectro, los carotenos y xantofilas en la azul, las ficocianinas en la naranja y las ficoeritrinas en la verde. Estos pigmentos traspasan la energía a las moléculas diana. La luz monocromática menos aprovechable en los organismos que no tienen ficoeritrinas y ficocianinas es la luz. En las cianofíceas, que si poseen estos pigmentos anteriormente citados, la luz roja estimula la síntesis de ficocianina, mientras que la verde favorece la síntesis de ficoeritrina. En el caso de que la longitud de onda superase los 680 nm, no actúa el fotosistema II con la consecuente reducción del rendimiento fotosintético al existir únicamente la fase luminosa cíclica.

Fotosíntesis

Importancia Fotosíntesis

Fotosíntesis

 

La fotosíntesis hace que las plantas generen oxígeno, que es el elemento que respiran todos los seres vivos. Además, las plantas consumen gases tóxicos, como el dióxido de carbono.

 

Resultante de este proceso, es el oxígeno, un producto de deshecho, que proviene de la descomposición del agua. El oxígeno, que se forma por la reacción entre el CO2 y el agua, es expulsado de la planta a través de los estomas de las hojas.

 

Las plantas han tenido y tienen un papel fundamental en la historia de la vida sobre la Tierra. Ellas son las responsables de la presencia del oxígeno, un gas necesario para la mayoría de seres que pueblan actualmente nuestro planeta y que lo necesitan para poder respirar. Pero esto no fue siempre así. En un principio la atmósfera de la Tierra no tenía prácticamente oxígeno y era especialmente muy rica en dióxido de carbono (CO2), agua en forma de vapor ( H2O) , y nitrógeno (N) . Este ambiente hubiera sido irrespirable para la mayoría de las especies actuales que necesitan oxígeno para poder vivir.

 

Los primeros seres vivos no necesitaban oxígeno para poder respirar. Al contrario, este gas constituía un veneno para ellos. Fueron ciertas bacterias, junto con las plantas, las que, hace más de 2000 millones de años empezaron a iniciar el proceso de la fotosíntesis, transformando la atmósfera y posibilitando la vida tal como se conoce en la actualidad.

 

 El proceso de fotosíntesis es de gran importancia, ya que gracias a él la energía lumínica se transforma en energía química en la síntesis de la glucosa, que es la fuente de alimento de los vegetales mismos y de los primeros organismos consumidores de la cadena alimentaria (herbívoros).

 

Los herbívoros son la fuente de alimento de los carnívoros y de esta forma se originan las relaciones de dependencia entre los organismos que componen las redes alimentarias.

 La Fotosíntesis y el impacto de las actividades humanas

 

El hombre depende de forma más directa de la fotosíntesis que el resto de los animales, las plantas y animales emplean el oxígeno con una misión única de subsistencia mientras que el hombre no sólo necesita la fotosíntesis para existir, sino la creciente demanda de alimentos, el aumento de las necesidades hace que dependamos de una mayor cantidad de oxígeno y por tanto de fotosíntesis. De todas las especies, los seres humanos son los que más energía demandan, paradójicamente, los que más perjudican el medioambiente, afectando el proceso de la fotosíntesis. Según la Organización Mundial de la Salud la calidad del aire ha disminuido de forma acelerada en los últimos 20 años, significa que la contaminación del ambiente está superando el proceso fotosintético y el aire es cada vez menos limpio. La ONG ambientalista Greenpeace advirtió recientemente que la contaminación del agua es el principal factor que perjudica la fotosíntesis, si bien el agua de lluvia regresa a la superficie terrestre bastante limpia, estudios han revelado presencia de plomo en el agua, esto debido a la creciente contaminación de las fuentes hídricas.

 

Los seres humanos debemos estar conscientes del daño que se le hace al medioambiente con la deforestación, pero no sólo se trata de daños externos, se trata de la vida misma, mientras menos árboles y plantas en general existan, menos posibilidades de oxígeno limpio tendremos. La fotosíntesis es un extraordinario proceso de la naturaleza que permite la vida de la Tierra, un incentivo más que suficiente para fomentar la reforestación y la preservación del medio ambiente.

 

Pero existen factores que interrumpen y / o dañan este proceso.Algunos de los daños ecológicos que han provocado cambios en el proceso de la fotosíntesis son : 

-Contaminación

- Cambio en la temperatura global 

-Lluvia ácida -Insecticidas 

-Sequía

- Deforestación

- Radiación Ultravioleta 

Beneficios de la Fotosíntesis a través de las Plantas

Fotosíntesis

 

La fotosíntesis es el proceso a través del cual las plantas brindan oxígeno al planeta y producen su propio alimento, con las materias primas que tienen a su alcance.

 

Por qué debe importarnos la fotosíntesis?

 

¿Sabías que todas los seres vivos dependemos en cierta manera de las plantas verdes? Siendo así, el proceso de fotosíntesis es más importante de lo que parece.

 

Gracias a la luz, las plantas son capaces de captar dióxido de carbono y expulsar oxígeno a lo largo del día, mientras que por las noches sucede al revés: absorben oxígeno y liberan dióxido de carbono. Las reacciones dependientes de la luz, ocasionan que la planta expulse el doble de oxígeno en el día, comparado con la cantidad de dióxido de carbono que suelta cuando no hay luz. Esto permite que haya vida en la Tierra.

 

El oxígeno es una substancia fundamental para la vida, pues es necesario para la respiración no solo pulmonar sino también celular, de los organismos. La fotosíntesis es responsable de que podamos disponer del oxígeno que necesitamos.

 

Proceso parte de la construcción de la vida

 

Si bien se trata de una concatenación de pasos enzimáticos de asombrosa complejidad, la fotosíntesis puede resumirse en unas pocas etapas. El dato fundamental es la captación de la energía luminosa procedente del Sol por medio de una serie de pigmentos, de los cuales se destaca en particular la clorofila. Esta molécula contiene un átomo de magnesio ubicado de modo tal que los fotones solares son captados en pequeñas organelas presentes en las células vegetales, que se denominan cloroplastos. Esos fotones aportan la energía necesaria para que las plantas conviertan 2 moléculas inorgánicas (el dióxido de carbono producido como desecho de la respiración y el agua que obtienen el medio ambiente a través de las raíces) en moléculas orgánicas, de las cuales la más habitual es la glucosa. Como consecuencia de este fenómeno, se libera además oxígeno molecular. De modo sinóptico, el conjunto de estas reacciones se sintetiza en esta ecuación:

 

6 CO2 (dióxido de carbono) + 6 H2O (agua) + luz = C6H12O6 (glucosa) + 6 O2 (oxígeno)

 

Por consiguiente, la energía procedente del Sol en forma de luz (energía lumínica) es transformada mediante los procesos metabólicos de la fotosíntesis en energía química, almacenada en las moléculas orgánicas.

 

Dado que los animales no pueden realizar fotosíntesis, se ven obligados al consumo directo de estas moléculas a partir de la ingesta de vegetales o de otros animales que previamente se han nutrido de vegetales. Como productos finales de la degradación de las moléculas orgánicas, se devuelven al entorno ambiental el dióxido de carbono y el agua, necesarios para el reinicio del ciclo completo.

 

Por lo tanto, la importancia de la fotosíntesis reside en su condición de indispensable fuente energética para la biósfera en su totalidad, como unidad integrada a la dinámica del planeta Tierra.

 

¿Qué hacen las plantas verdes por nosotros?

 

Las plantas verdes tienen un rol importantísimo en el desarrollo de la vida. No solo nos ayudan a generar oxígeno, hay otras áreas en las que su aportación es fundamental:

 

1. Mantienen el equilibrio de los gases atmosféricos. Gracias a la fotosíntesis, el oxígeno consumido en la respiración y la combustión puede reemplazarse, evitando el incremento de dióxido de carbono que a la larga podría perjudicarnos.

 

2. Son la base de la alimentación de muchos organismos vivos. El ciclo de vida comienza gracias a las plantas, pues todo lo que comemos, tanto las personas como los animales, proviene de alguno u otro modo de ellas. En el caso de la dieta humana, se sabe que aproximadamente 7 mil especies se han utilizado como alimento a lo largo de la historia, aunque solo 200 se cultivan de manera doméstica. Además, 9 de ellas son consideradas imprescindibles: el arroz, las papas, la caña de azúcar, el haba, el maíz, el plátano, el sorgo, la soya y el trigo.

 

3. Tienen propiedades medicinales: Desde tiempos remotos, gran cantidad de las medicinas que utilizamos proviene directamente de las plantas. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés), en América Central aún es común el uso de plantas medicinales, tanto para consumo interno como para la exportación. Por si fuera poco, muchos químicos son extraídos de ellas para ser utilizados en la producción de fármacos.

 

4. Funcionan como material de construcción. Sí, hablamos de la madera con la cual se pueden hacer casas, muebles e infinidad de cosas, pero también del bambú que cada vez es más común en construcciones, o de hojas de palma que sirven para los techos, o de muchas otras. Además se utilizan para generar energía a través de la combustión y para producir papel.

 

5. Protegen el suelo. la descomposición de materia orgánica, en su mayoría plantas, permitió al suelo obtener los nutrientes necesarios para la agricultura. Además, las raíces sujetan la tierra, evitando la erosión y con ello, previniendo accidentes como deslaves o desertificación.

 

La actual deforestación ha hecho que la absorción de carbono disminuya cada vez más, lo que ha ocasionado que la atmósfera se caliente y que por ello los cambios de clima sean más drásticos.

 

Entender la importancia de la fotosíntesis es aceptar que todos los seres vivos estamos relacionados profundamente, en un equilibrio perfecto donde las plantas son fundamentales. En nuestras manos está cuidarlas para impedir que el cambio climático y todo lo que de él se deriva, siga sucediendo.

Conclusión

Fotosíntesis

 

La naturaleza está conformada por elementos vivos y elementos no vivos o inertes .

 

Los elementos vivos se denominan factores bióticos: animales , vegetales , bacterias y hongos .

 

Los elementos no vivos o inertes se llaman factores abióticos: aire , suelo , agua y todas las condiciones del clima y de la luz.

 

La interacción que se produce entre los factores bióticos y abióticos forma la biósfera (incluye la hidrósfera , la atmósfera y la geósfera) que es la parte de la tierra donde se desarrolla la vida.

 

De todos los seres vivos, los fundamentales y que representan la fuente de materia y energía son los vegetales clorofilados (tienen clorofila), ya que ellos son los únicos capaces de fabricar su propio alimento .

 

¿Cómo lo hacen?

 

A través de un proceso llamado fotosíntesis que utiliza el dióxido de Carbono atmosférico (elemento inerte o abiótico) como una de sus principales materia primas.

 

Al tener esta capacidad, a los vegetales se les denomina autótrofos; es decir, organismos capaces de fabricar su propio alimento.

 

La fotosíntesis es, entonces, un proceso en virtud del cual los organismos con clorofila, como las plantas verdes, las algas y algunas bacterias, capturan energía del sol en forma de luz y la transforman en energía química . Prácticamente toda la energía que consume la vida de la biósfera terrestre —la zona del planeta en la cual hay vida— procede de la fotosíntesis.

 

En el griego es donde nos encontramos el origen etimológico de la palabra que ahora vamos a analizar en profundidad. Así, nos topamos con el hecho de que fotosíntesis es fruto de la suma de tres partes definidas: photo, que es sinónimo de “luz”; syn, que es equivalente a “con”, y thesis, que puede definirse como “conclusión o posición”.

 

Fotosíntesis

La fotosíntesis es un proceso metabólico que llevan a cabo algunas células de organismos autótrofos para sintetizar sustancias orgánicas a partir de otras inorgánicas. Para desarrollar este proceso se convierte la energía luminosa en energía química estable.

 

El adenosín trifosfato (ATP) es la primera molécula en la cual dicha energía química queda almacenada. En la continuidad de la fotosíntesis, el ATP se utiliza para sintetizar otras moléculas orgánicas.

 

Concretamente este proceso es llevado a cabo por los seres vivos que están conformados en gran medida por la clorofila. De ahí que podamos establecer que la fotosíntesis es realizada por algas, bacterias y plantas de diversa tipología.

Básicamente podríamos decir que este proceso se encuentra conformado por dos fases perfectamente diferenciadas:

 

Fase primaria. Como lumínica también se conoce a esta etapa que es en la cual tienen lugar lo que serían las reacciones químicas citadas anteriormente gracias tanto a lo que es la clorofila como a la luz del Sol.

 

Fase secundaria. Esta también es llamada fase oscura y consiste en la producción de compuestos formados por hidrógeno, carbono y oxígeno. La misma se lleva a cabo gracias a que, sin necesidad de que exista luz solar, el hidrógeno conseguido en la anterior etapa se suma al dióxido de carbono y así es como se producen aquellos compuestos.

La fotosíntesis es imprescindible para la vida en nuestro planeta ya que, al partir de la luz y la materia inorgánica, logra sintetizar materia orgánica. El proceso permite fijar el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera y liberar oxígeno (O2).

 

También es muy importante la fotosíntesis en nuestra vida porque a través de ella se consigue el equilibrio perfecto entre los seres heterótrofos y autótrofos, se libera oxígeno y es la clave para que exista la diversidad de vida que hay en la Tierra.

 

Los cloroplastos que se encuentran en las células eucariotas fotosintéticas son los orgánulos que permiten el desarrollo de la fotosíntesis. Están envueltos por dos membranas y presentan vesículas conocidas como tilacoides, donde se alojan las moléculas y los pigmentos que convierten la energía luminosa en energía química. Uno de estos pigmentos es la clorofila.

Entre los factores externos que influyen en la fotosíntesis se encuentran la temperatura, la intensidad luminosa, el tiempo de iluminación, la escasez de agua y la concentración de dióxido de carbono y oxígeno en el aire.

 

Los científicos trabajan desde hace décadas en la fotosíntesis artificial que permitiría la reproducción controlada del proceso para capturar energía solar a gran escala y transformarla en energía química. Pese a que aún no se ha cumplido el objetivo, la comunidad científica cree que podrá lograrse en el futuro dado el avance de las investigaciones.

 

La fotosintesis es el conjunto de reacciones gracias a las cuales las plantas verdes a partir de la energía luminosa transforman el agua y el anhidrido carbónico en oxígeno y sustancias orgánicas ricas en energía.

 

Sin el proceso de la fotosintesis no sería posible la presencia del oxigeno en la atmosfera. Son muchos los seres vivos que dependen del oxigeno que se libera durante la fotosintesis. Y no solo del oxigeno desprendido sino que la mayor parte de estructuras de los seres vivos para su desarrollo necesitan los productos orgánicos formados durante la fotosintesis junto a materia inorgánica del propio media ambiente. Por tanto puede decirse que la materia que forma a los seres vivos está formada por materia organica.

 

Pero quizá el hombre depende de forma más directa de la fotosintesis que el resto de los animales, las plantas y animales emplean el oxigeno con una misión única de subsistencia mientras que el hombre no solo necesita la fotosintesis para vivir sino la creciente demanda de alimentos, el aumento de las necesidades hace que dependamos de una mayor cantidad de oxigeno y por tanto de fotosintesis.

Escribir comentario

Comentarios: 0

Translate Page

Navidad Ecológica

 

Buscar contenido

No olvides que tienes el mundo en tus manos. tu planeta te necesita. cuidalo y conservalo por el beneficio de todos.!

5 de junio dia del medio ambiente, por el cual todos y cada uno debemos cuidar y conservar nuestro ambiente. no solo ese dia, sino todos los dias.! Amalo y promueve su cuidado.!

FLORA

Cuidemos todo tipo de vegetacion. la flora es muy importante para el planeta.!

FAUNA

No a la caza indiscriminada de animales.! ama y conserva tanto la flora como la fauna.!

En peligro de extincion.! conservalo.!

La iguana en peligro de extincion.! No a la caza.!

Los rios y los nevados son muy importante.!

No a la contaminacion de los cuerpos de agua.

has conciencia cada dia. hacer conciencia es tener educaciòn.

LA BIBLIA DICE: “No arruines tu salud por las riquezas” (Proverbios 23:4La Palabra de Dios para Todos [PDT]).

LA BIBLIA DICE: “Que su modo de vivir esté exento del amor al dinero, y estén contentos con las cosas presentes” (Hebreos 13:5).

LA BIBLIA DICE: “El que confía en sus riquezas... él mismo caerá; pero justamente como follaje reverdecerán los justos” (Proverbios 11:28).

“No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz” (Lucas 12:15Traducción en lenguaje actual [TLA]).

Elementos del           Ambiente

TODOS JUNTOS UN MUNDO MEJOR  ES POSIBLE

Desarrollo sustentable es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”

loading...