¿Que es Jardinería?

 

jardineriaLa jardinería es considerada como una rama del arte, que se encarga del diseño de jardines y de la práctica de cultivar los mismos. La jardinería puede realizarse tanto en espacios abiertos (al aire libre) como así también en espacios cerrados, como en pequeños espacios del interior de una casa, patios internos a una construcción, etc.

 

En un jardín (abierto o cerrado) pueden cultivarse flores, hortalizas y verduras (lo que sería una huerta) y en el caso de espacios con un tamaño considerable, también pueden cultivarse árboles.

 

La jardinería se divide en horticultura, que es el cultivo de legumbres; la arboricultura, que es cultivo de árboles de frutos; la floricultura, que refiere al cultivo de flores y el cuidado de viveros, donde se cultivan árboles y pequeños arbustos.

 

Claro que dentro de un jardín, estas actividades pueden ser realizadas en pequeña escala, puesto que la horticultura por ejemplo también es una actividad primaria que se enmarca en circuitos económicos de gran escala, con producciones gigantescas de materia prima, con destino al mercado interno y a la exportación hacia mercados internacionales.

 

La jardinería, en cambio, es una actividad a pequeña escala, donde las labores en general son siempre manuales y en muy pocas ocasiones se hace uso de herramientas electrónicas, sino más bien que éstas son de uso manual y mecánico: carretillas, palas, regadores pequeños, rastrillos, entre otros. Además, es común que en las actividades de jardinería el cuidado de los vegetales sea mucho más intensivo, poniendo el foco en cada uno de ellos y muchas veces realizando de manera casera compuestos que ayudan a combatir plagas de insectos o parásitos que afecten los vegetales.

 

En principio, la jardinería se realiza por una cuestión de gusto, porque se disfruta y se siente placer en realizar tareas de cuidado y manutención de jardines, que a su vez pueden satisfacer algún tipo de necesidad, que puede ser estética, como en el caso de querer tener en el propio hogar un espacio vistoso y atractivo a la vez que natural, o también un fin alimenticio, como sería el de las huertas, donde se pueden cultivar diferentes alimentos.

 

Historia de la Jardinería

 

La historia de la jardinería se escribe a través de los diversos estilos o modos de hacer jardines, que suelen estar ligados al clima del lugar donde se hacen, puesto que cada planta requiere unas condiciones climáticas específicas para un mejor desarrollo.

 

Aunque el cultivo de plantas para la alimentación se remonta milenios atrás en la historia, las primeras evidencias de jardines ornamentales se encuentran en las pinturas de las tumbas egípcias del año 1500 a. C., en las que se representan estanques con flores de loto rodeados por hileras de acacias y palmeras. Persia también posee su propia y antigua tradición en jardinería: se dice que Darío el Grande poseyó un “jardín paradisíaco” y los jardines colgantes de Babilonia, que Nabucodonosor II ordenó construir fueron conocidos como una de las siete maravillas del mundo.

 

La influencia se extendió a la Grecia post-alejandrina, donde alrededor del año 350 d. C. existían jardines en la Academia de Atenas, aunque el concepto de jardín griego era más religioso que de esparcimiento, por lo que preferían las largas avenidas plantadas de árboles donde se intercalaban estatuas a jardines proyectados. Se cree que Teofrasto, que realizó escritos sobre botánica, recibió en herencia un jardín de Aristóteles. También Epicuro poseía un jardín, por donde paseaba e impartía sus enseñanzas y el cual legó a Hermarcus de Mitileno. Alcifrón menciona también jardines privados.

 

Los jardines antiguos más sobresalientes en el mundo occidental fueron los de Ptolomeo, en Alejandría, y la afición por esta práctica fue llevada a Roma por Lúculo. Los frescos de Pompeya atestiguan su posterior y elaborado desarrollo y los romanos más acaudalados construyeron en sus villas inmensos jardines con fuentes, setos y rocallas, muchas de cuyas ruinas se pueden ver todavía, como la Villa de Adriano.

 

A lo largo de la Historia los jardines han variado no solamente en sus estilos sino que también en relación a las especies. La ingeniería genética y el desarrollo de los viverista han aportado gran diversidad de variedades híbridas adaptadas a requerimientos del diseño. También la corriente ecológica planifica un jardín teniendo en cuenta las plantas autóctonas de la región, permitiendo así el buen manejo de la biodiversidad existente.

 

Los Jardineros Históricos

Los siguientes nombres, en orden cronológico aproximado, contribuyeron a la historia de los jardines tanto como exploradores botánicos, diseñadores, jardineros o escritores.

 

¿Que es un Jardín?

 

 

Un jardín (del francés jardin, huerto), es una zona del terreno donde se cultivan especies vegetales, con posible añadidura de otros elementos como fuentes o esculturas, para el placer de los sentidos. En castellano se llamaba antiguamente huerto de flor para distinguirlo del huerto donde se cultivan hortalizas. La adopción de la palabra en francés hizo más fácil la distinción entre uno y otro vocablos.

 

La jardinería es el arte de crear estos espacios, y acompaña a la arquitectura, puesto que son un complemento de los edificios e, incluso, a menudo tienen construcciones en su diseño.

¿Que es un Jardín Ecológico?

 

La jardinería ecológica es aquella que aprovecha los medios que la propia naturaleza ofrece para la autorregulación de los procesos naturales. De este modo se busca que la jardinería sea respetuosa con el entorno. Los problemas ocasionados por el uso abusivo de productos químicos y una mayor concienciación de la sociedad actual por los temas relacionados con la ecología, ha provocado una demanda creciente de jardines ecológicos.

 

Los principales problemas observados en la jardinería convencional son:

 

Uso excesivo de productos como herbicidas, fungicidas o insecticidas que impactan negativamente con el medio.

 

Empleo de fertilizantes con nitratos que contaminan las aguas subterráneas debido a su alta solubilidad.

 

Consumo excesivo de agua, especialmente grave cuando se emplean plantas que la necesitan en abundancia en zonas donde escasea.

 

No aprovechamiento de los residuos vegetales.

Las técnicas empleadas en la jardinería ecológica tienden a anular o minimizar los problemas anteriores y se pueden resumir en las siguientes:

 

Empleo de abonos naturales como el humus de lombriz, el compost o composta y el estiércol.

Búsqueda de la biodiversidad. El predominio de unas pocas especies crea un desequilibrio del ecosistema que puede provocar el incremento de algunos insectos, al no existir sus enemigos naturales, llegándose a transformar en plagas.

 

Control natural de las plagas mediante la plantación de especies resistentes a las mismas, como son las aromáticas (romero, tomillo, lavanda, etc.), y el no exterminio de especies como la mariquita, tijereta, ciempiés, etc. que controlan de forma natural distintos tipos de plagas.

 

Otros aspectos destacables de la jardinería ecológica son el almacenamiento en depósitos del agua de lluvia para su posterior aprovechamiento, la plantación de distintas especies con flores para alimentar a los insectos y el fomentar la vida silvestre instalando nidos y bebederos para aves.

Abonos, insecticidas y fungicidas ecológicos

 

Una forma de aprovechar los restos de nuestro jardín o huerto, con los restos de podas, césped e incluso restos de vegetales de consumo (restos de lechuga, berza, col, mondas de naranjas, manzanas, ajos, cebollas, etc.) y el agua de lluvia que recogemos es preparar extractos vegetales para realizar abonos, insecticidas, fungicidas ecológicos para el huerto, con lo que conseguiremos un jardín o huerto eclógico sin necesidad de gastar mucho dinero, y a la vez cuidar nuestra salud y la del ambiente.

 

Existen tres maneras de preparar extractos vegetales:

 

Infusión:

consiste en sumergir en agua muy caliente las hojas o flores de la planta, para extraer sus principios activos, pero sin que llegue a hervir, ya que ello podría provocar que dichos principios activos se evaporaran. Este método es usado sobre todo para preparar infusiones de tipo alimenticio (té, manzanilla, amapola, etc.).

 

Decocción:

poner en remojo la planta en agua tibia durante 24 h., luego calentar y hervir a fuego lento y tapado. Dejar enfriar sin levantar la tapa y después, cuando esté frío, filtrar.

 

Maceración:

poner a macerar la planta, previamente troceada con tijeras, en agua durante unos días (de 5 a 30 días) que dependerán de la temperatura ambiente y el tipo de planta. Remover el preparado todos los días, para oxigenar la mezcla. Hay que filtrar el preparado cuando dejen de salir burbujas procedentes de la fermentación, de lo contrario, el preparado se pudrirá.

 

Modo de preparación e ingredientes para preparar algunos insecticidas, fungicidas y abonos ecológicos:

 

Insecticidas:

 

Tomate(restos de poda): indicado para el pulgón. Infusión.

• un puñado de brotes de tomate frescos.

• 2 L de agua de lluvia.

• Preparar la infusión, dejar reposar 12 h y filtrar. Pulverizar sobre las plantas dañadas.

 

Pelitre: indicado para el pulgón, la mosca blanca y ácaros. Maceración.

• 50 g de flores secas.

• 30 g de jabón de potasa.

• 1 l de agua.

• Macerar durante 24 h sólo las flores secas. Después filtrar, y añadir los 30 g de jabón de potasa para su uso. Pulverizar.

 

Ajenjo: indicado para pulgones, ácaros, cochinillas y hormigas. Maceración.

• 300 g de planta fresca o 30 g de planta seca.

• 1 l de agua.

• Se macera durante una semana y después se filtra.

 

Ortigas: indicado para eliminar pulgones y como fertilizante. Maceración.

• 100 g de ortiga.

• 10 L de agua.

• Coloca dentro de un recipiente las ortigas y 1 L de agua. Deja reposar alrededor de 3 o 4 días, filtra, añade los otros 9 L de agua y aplica.

 

Solución de ajo: indicado para eliminar pulgones y hormigas. Maceración y decocción.

• 4 dientes de ajo.

• 1 L de agua.

• Colocar los dientes de ajo en un recipiente con agua y dejar reposar un día entero. Después verter todo en una cazuela y hervir durante 15 min . Dejar enfriar, filtrar y aplicar donde sea necesario.

 

Fungicidas:

 

Cola de caballo: previene contra ácaros, pulgón y hongos. Refuerza la planta. Maceración.

• 100 g de planta fresca o 15 g seca.

• 1 L de agua.

• Macerar durante 24 h y después cocer ½ hora y filtrar. Se diluye en agua en proporción 1/5.

 

Jabón de potasa (fungicida e insecticida): indicado contra pulgón, cochinilla, araña roja, oídio, mildiu. Aplicación inmediata.

• 30 g de jabón de potasa.

• 1 L de agua.

• Disolver los 30 g de jabón en 1 L de agua y aplicar.

 

Abonos o fertilizantes ecológicos:

 

Plátano: solución rica en potasio (floración y fructificación). Decocción.

• 3 cáscaras de plátano.

• 1 L de agua.

• 2 cucharadas de azúcar.

• Hervir durante 15 min, filtrar y diluir en agua a razón de 1 a 2. Aplicar semanalmente con el riego.

 

Preparado de frutas, verduras y restos de poda(fertilizante líquido): Maceración.

• 3 kg de restos de frutas, verduras y restos de poda.

• 500 g de azúcar.

• Cortar los restos de vegetales en trozos pequeños y macerarlos durante 7 días, removiendo la mezcla todos los días. Filtrar, y diluir a razón de 100 cc. por cada 2 L de agua. Aplicar con el agua de riego.

 

Recordar que es importante realizar estos preparados con agua de lluvia, ya que el agua del grifo contiene cloro y podría ser perjudicial para el preparado. Si no se tiene agua de lluvia, basta con dejar reposar durante unos días el agua del grifo al sol, para que así el cloro, se evapore.

 

Elementos del Jardín

Los elementos de un jardín consisten en:

 

Condiciones naturales y materiales y minerales:

 

El suelo

Las rocas

La luz

El viento

El agua de lluvia u otras fuentes.

El aire

Contaminación

Proximidad al océano (salinidad)

Las plantas

Elementos construidos:

 

Parterres

Senderos

Estanques, jardines acuáticos u otros elementos como sistemas de drenajes

Terrazas, patios, porches

Iluminación

Escultura

Edificios como gazebos, pérgolas y caprichos (follys)

 

Tipos de Jardín

 

Los jardines se pueden clasificar por su uso:

También se pueden distinguir por su cronología e interés como:

Los jardines pueden exhibir tipos particulares de plantas:

O estar organizados de diferentes modos:

Rincón en los jardines delGeneralifeGranada

 

Vista desde la parte superior de un jardín en Toluca de Lerdo

 

Jardín del Alcázar de Córdoba

 

 

Jardín en LimaPerú

 

Importancia de la Jardinería

 

El jardín es importante porque... ofrece muchos beneficios tanto para quienes lo practican como para quienes lo visitan.

 

La jardinería tiene 5 tipos de importancia: 

 

Ambiental, estética, cultural, económica y educacional.

 

El jardín es importante para el ambiente porque... Lo cuida y protege los recursos naturales.

 

Es recomendable tener plantas porque:

 

1 - Refrescan el ambiente

2 - Protegen el suelo de la erosión

3 - Sanean el ambiente enriqueciéndolo de oxígeno.

 

Un jardín con sus hojas y flores hacen que...

 

1 - Recrean la vista

2 - Nos da paz y nos hace placentera la vida

3 - Los pájaros aportan vida y belleza a los jardines.

 

En los jardines se pueden celebrar eventos como:

 

1 - conciertos

2 - exposiciones

3 - otros.

 

Importancia económica de los jardines: 

 

1 - La jardinería permite la generación de empleos e ingresos en viveros.

2 - Permite el cultivo de flores con fines comerciales como en Boquete, Cerro punta y el Valle de Antón.

 

Importancia educacional de los jardines: 

 

1 - Permite que los seres humanos reconozcan los beneficios que ofrecen los jardines, los cuiden y protejan.

 

5 plantas que se cultivan en un jardín: 

 

1 - Orquídeas

2 - Tulipanes

3 - Margaritas

4 - Rosas

5 - Jasmines

 

Posiblemente, nos parezca que el pequeñísimo jardín, del balcón de nuestro apartamento, carece de importancia ambiental. Incluso, muchas personas que tienen jardines más espaciosos, no consideran que éste -bastante más grande que el jardín balconero- tenga alguna repercusión de carácter ambiental. Pues, se equivocan. Sus jardines, posiblemente son la última posibilidad de sobrevivencia de muchas especies de animales y plantas (citadinos a la fuerza).

 

En todas las ciudades del mundo, a pesar de las condiciones extremas, debido a la grave modificación del ambiente, siempre sobreviven diversas especies de animales y plantas. En esta sobrevivencia, cada vez más, tienen una importancia capital nuestros jardines, sea cual sea su dimensión.

 

Sólo bastarían unos breves instantes de contemplación en nuestro jardín, para que constatemos cuanta vida abriga. Nos sorprenderá la gran variedad de criaturitas que interaccionan en esa limitada franja de tierra y plantas. Y, ¡buenas noticias!, la gran mayoría de ellas son inofensivas* para las plantas e incluso para nosotros. Por eso, es tan importante, evitar cada vez más el uso de "plaguicidas" y "herbicidas".

 

Beneficios Jardinería

 

La jardinería es el arte del cultivo y la decoración de los jardines. Es una tarea que si bien no es fácil, es muy divertida, relajante y de algún modo hasta rejuvenecedora. Produce unasensación de bienestar y es muy gratificante cuando se hace de forma adecuada.

 

En OtraMedicina siempre estamos buscando nuevas formas de sanar y de sentirse mejor de formas alternativas. Por eso hoy te presentamos algunos de los beneficios de la jardinería en la salud más importantes.

 

Practicar la jardinería

ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

 

La práctica de la jardinería es una actividad muy divertida, gratificante y emotiva. Se trata del cultivo y el cuidado de las otros seres vivos como lo son las plantas.

 

No solo se trata de la decoración y el embellecimiento de tu hogar (lo que nos ayuda a sentirnos mejor y renueva el sentimiento de pertenencia hacia nuestra casa), sino que implica un proceso de crecimiento a distintos niveles, tiene mucho de emotivo y de espiritual.

 

También existe la posibilidad de cultivar nuestros propios alimentos e incluso ahorrar algo de dinero, convirtiendo el patio trasero en nuestro mercado.

 

Por último, en muchas culturas y en varias terapias se cree que las plantas son una fuente de energía. Así es que uno puede hasta establecer cierta conexión energética con ellas, sentir cariño por ellas y beneficiarse mutuamente.

 

POLKA DOT/THINKSTOCK

 

 

Por ejemplo, hay quienes al regar sus plantas suelen cantarles, hablarles o susurrarles palabras de aliento y sostenienen que esto ayuda en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Puede que tí no lo hagas, pero hay muchas personas que le hablan a las plantas.

 

Estas personas afirman que semejante actividad tiene propiedades curativas y terapéuticas que hace que las plantas crezcan más rápido y con más energía.

 

Beneficios físicos y psicológicos de la jardinería

Ejercicios

 

ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

 

Entre los tantos beneficios que proporciona practicar la jardinería, podemos señalar los que se refieren a los aspectos físicos en primer lugar.

 

Algunas de las actividades que implican trabajar en un jardín, como cavar pozos en la tierra, cargar distintos objetos y estar en constante movimiento requiere de nuestra parte un esfuerzo físico que nos ayudará a mantenernos en forma y evitar pesos poco saludables.

 

Recientemente se ha llevado a cabo una investigación en la Universidad de Arkansas que arrojó datos increíbles en cuanto a esto. Las mujeres que practican la jardinería adecuadamente presentan casos de osteoporosis y otros problemas en los huesos en menor cantidad que nadadores, corredores y mujeres que hacen ejercicios aeróbicos.

 

Esforzarse en mantener la belleza del jardín también es bueno para aquellos que sufren dediabetes. Los doctores recomiendan al menos 150 minutos de actividad física a la semana por lo cual aquellas personas que sufren de diabetes y desarrollan la jardinería logran controlar mejor la enfermedad que aquellos que no lo hacen.

 

Tranquilidad y la relajación

 

CREATAS/THINKSTOCK

 

Trabajar con las plantas, hierbas y flores del jardín permite respirar aire fresco y estar en contacto directo con la naturaleza. Además brinda un espacio perfecto para la meditación. Por ello también la jardinería demuestra ser muy buena como tratamiento complementario en casos de demencia y problemas de ansiedad.

 

Personas con problemas del sueño también encuentran en esta actividad una buena alternativa. Tanto por el cansancio que produce el esfuerzo físico como por la calma y la paz interior que transmite estar en este contacto con la naturaleza.

HEMERA/THINKSTOCK

 

Del mismo modo también funciona contra la depresión. Un jardín colorido y con mucha vida transmite cierta felicidad y regocijo. Sobre todo cuando la persona es consiente del resultado de su trabajo al cultivar flores y los frutos de su cosecha.

HEMERA/THINKSTOCK

 

Los efectos positivos de la jardinería para nuestra mente y nuestro cuerpo –aparentemente 45 minutos de trabajar el jardín te permite quemar las mismas calorías que en 30 minutos de aerobicos–, han motivado la creación de “terapias horticulturales”, corriente que desde hace al menos cuatro décadas ha venido perfeccionándose, y hoy arroja loables resultados para sus practicantes.

 

Vale la pena aclarar que la jardinería no solo nos re-conecta con el estado primario –gracias a acciones como meter las manos en la tierra, contemplar el desdoblamiento de los ritmos naturales, y afinar nuestra sensorialidad por medio de estímulos aromáticos o táctiles–, pero también conlleva una experiencia altamente estética, la cual demanda sutileza, creatividad y mucha paciencia. En pocas palabras, al hablar de jardinería estamos describiendo una actividad que, como pocas otra, se relaciona a un micromundo repleto de virtudes: contemplación, creatividad, templanza, inspiración y, por qué no, autonomía.

 

En fin, quizá sea buen momento para repetir, y practicar, la frase con la que alguna vez Voltaire se despidió: “Con su permiso, me retiro a cultivar mi jardín”.

 

¿Conocías estos u otros beneficios de la jardinería? Si tu tienes un jardín o sueles realizar algunas de estas actividades, te invitamos a que compartas con nosotros tu experiencia.

 

Como cuidar los Jardín

Los 10 cuidados de un jardín

 

Mantener un jardín cuidado y bonito es fácil si se siguen algunas pautas básicas. Te enseñamos  cómo hacerlo de forma simple y rápida.

 

Eres de los afortunados que tienen jardín propio? Si es así, no lo desaproveches y disfruta del buen tiempo, en el mejor entorno, sin salir de tu casa. Te damos los 10 cuidados de un jardín que no debes pasar por alto:

1- El suelo. La limpieza y el buen mantenimiento del suelo es básico para poder disfrutar de un jardín perfectamente acondicionado.

 

2- Aire. Evidentemente nuestro jardín debe ser un espacio aireado, en el que las plantas puedan crecer sin problemas. La falta de ventilación puede provocar la aparición de hongos.

 

3. Espacio. Debemos dejar que nuestras plantas y arbustos tengan espacio entre ellas, ya que, de lo contrario, pueden producirse malformaciones en el crecimiento de las mismas y, también, hay más facilidad para que se propaguen enfermedades o plagas de una planta a otra.

 

4- Insectos. Es fundamental controlar las plagas de insectos y bacterias que atacan a las plantas. Hay infinidad de productos en el mercado, como repelentes o bactericidas, que pueden ayudarte a conseguirlo.

 

5- Abonado. Abonar el jardín es un aspecto básico de la jardinería. Hay que tener en cuenta que debe hacerse en función de la demanda, es decir, si nuestro jardín tiene un elevado número de plantas con flores, requerirá mayor cantidad de abono y mayor frecuencia. También es importante saber que la época propicia para abonar es en los meses de primavera y verano.

 

6- Malas hierbas. Es fundamental quitar esas hierbas que crecen donde no deben. Es saludable para el jardín y, además, mejora la imagen y el aspecto del mismo.

 

7- Riego. Es fundamental regar el jardín, sin embargo, hay que hacerlo con precaución: debemos evitar el exceso de humedad, ya que puede provocar que las plantas se pudran. Además, es necesario saber que la mejor forma de regar es mediante aspersión porque resulta menos dañina para las plantas y el agua penetra poco a poco en el suelo.

8- Siembra de bulbos. Resulta básico conocer y respetar los períodos concretos para plantar los diferentes tipos de plantas y arbustos. Existen diferentes épocas de floración y de cultivo.

 

9- La poda. Al igual que con la siembra, debemos saber que cada planta o árbol tiene un momento concreto para ser podado. Los arbustos que florecen desde finales de invierno hasta principios de primavera, deben ser podados después de la floración, mientras que las plantas que florecen a finales de primavera o en verano, deben ser podadas durante el invierno.

 

10- Combinación de plantas. Ésta, quizá,  sea una de las partes preferidas de los apasionados del mundo vegetal, Crear un jardín, terraza o patio con nuestras flores y plantas preferidas es un lujo. Geranios con petunias y margaritas con tulipanes son algunas de las combinaciones que darán un 

 

Cuidar el Medio Ambiente desde nuestro Jardín

 

En las tareas de jardinería también podemos aportar nuestro granito de arena en el cuidado del medio ambiente. Veamos algunas ideas y sugerencias para darle caricias a nuestro planeta.

 

La tarea de jardinería es una de las mejores que podemos cumplir en nuestro hogar. No sólo estaremos embelleciendo el interior y el exterior de nuestra casa, sino que además se trata de una labor desestresante, relajante, que nos conecta directamente con la naturaleza. Y también, claro, se trata de una labor que ayuda en la lucha contra el maltrato al medio ambiente, y siempre podemos dar un paso más allá y poner un poco más de nuestra parte en ello.

 

Cuando encaramos la tarea de jardinería debemos ser conscientes de nuestras acciones, respetar el ambiente, tratarlo con cariño y cuidado desde cualquiera de nuestras acciones.

 

Por ejemplo, para nutrir la tierra de cultivo de nuestras plantas y especias, podemos privilegiar el uso de abonos orgánicos y naturales, dejando de lado los abonos minerales y el uso de productos químicos, como pesticidas y herbicidas. Para controlar las malezas, podemos valernos de nuestras manos y de herramientas de jardinería en lugar de rociar con tales productos, y obtendremos el mismo resultado con más cuidado del entorno.

El cuidado del medio ambiente desde nuestro jardín también nace a partir de la planificación. Cuando diseñamos un jardín, un cantero o cualquier espacio vegetal, debemos tener una buena diversidad. Podemos privilegiar el cultivo de especies autóctonas, para dar una mano al medio ambiente y para respetar sus designios. También podemos valernos de esta diversidad para luchar contra pestes y plagas. Por ejemplo, cuando siembres aromáticas, colócalas cerca una planta de flores amarillas, para que atraigan a los insectos, y pon lavandas cerca para que su perfume ahuyente las pestes.

 

Antes de eliminar a tales insectos, lo mejor es ahuyentarlos. Sin embargo, también podemos dar fin a tal problemática sin utilizar productos, sino pidiéndole a la madre naturaleza su apoyo: podemos tener sapos y arañas que se encarguen de tal control por nosotros, y también procurar que las abejas y otros voladores visiten el jardín, pues lo polinizan de manera efectiva y 100% libre de productos ajenos al entorno.

El cuidado del medio ambiente en nuestro jardín implica tener en buen estado la tierra, con buena composición y drenaje, lo cual permite un riego efectivo, que nos facilita la tarea de no desperdiciar agua. Recuerda regar cuando cae la noche o a primera hora de la mañana, en pocas cuotas de agua, para no malgastar y permitir a las plantas una mejor hidratación.

 

Finalmente, para darle una mano al medio ambiente desde el jardín, aprovecha los restos de alimentos de tu hogar para crear compost casero y abonar tus tierras de manera sumamente efectiva. Esto ayudará a reducir la producción de residuos, y mejorará el equilibrio de la tierra de tus cultivos, que quedarán nutridos, con buen drenaje y sumamente fértiles.

 

Los niños y la Jardinería

 

 

Los niños y la jardinería

La jardinería puede ser un arte, una ciencia, o una actividad familiar atrapante. Es relajante, entretenida, y una gran actividad para realizar junto a nuestros hijos, con la que podemos enseñarles valores y explicarles, de un modo simple, que con un poco de esfuerzo y dedicación podemos conseguir grandes frutos.

Ante todo, la jardinería es una tarea que exige de cierta paciencia, aunque no demasiada. Las labores son sencillas, pudiendo ser realizadas por niños pequeños inclusive. Por ello, hay muchas formas en las que podemos iniciar a nuestros hijos en esta maravillosa actividad familiar y hogareña.

Ideas para introducir a los niños en la jardinería

 

Podemos comenzar con una tarea sencilla, algo que no requiera demasiado tiempo de espera, para que los niños vayan interiorizándose en esto de ver los frutos de nuestras labores. Por ejemplo, podemos pedir a los niños que nos ayuden a desmalezar manualmente un cantero, indicándole cuáles brotes deben ser eliminados.

El riego a veces resulta una tarea un tanto aburrida para los pequeños, pero podemos hacerlo de manera entretenida y atractiva para ellos. Una forma es adquirir una regadera manual pequeña, de colores y formas atractivas, para que sea utilizada "sólo por él o ella". Así, podremos solicitarle que riegue, por ejemplo, determinadas macetas, para que al ver esas plantas revitalizadas y hermosas se sienta responsable de tal espectáculo.

 

En ningún caso es recomendable darle a los niños pequeños las herramientas de jardín (como sesgadoras, podadoras, bordeadoras o tijeras de corte) ni de productos peligrosos (medicamentos o tratamientos para pulgones, hormiguicidas, o herbicidas de cualquier tipo). Sí podemos, por ejemplo, solicitar su asistencia en tareas de nutrición y reacondicionamiento de suelos, ya que los niños podrán colocar los nutrientes sin químicos, remover tierra, o quitar piedritas y suciedades de la maceta o del cantero.

Si te das buena mano, puedes aprovechar un día de mucho calor para explicar a tu hijo o hija los beneficios de la jardinería. Luego de tardes de calor, por ejemplo, las plantas de flores suelen sufrir una leve deshidratación. Así, al atardecer, le pides a tu hijo que riegue esa maceta en particular, y que espere una media hora para ir a revisarla nuevamente. Cuando vea que las flores se han revitalizado, tan sólo por su ayuda al regarlas, se motivarán a ayudar y cuidar a más plantas, macetas, y todo el jardín.

Mejora su alimentación: Los niños que cultivan sus propias hortalizas serán aficionados a comer frutas y vegetales desde niños y hasta la adultez.

 

Desarrolla el aprendizaje de la ciencia: Los chicos que practican la jardinería disfrutan más del aprendizaje y sacan mejores notas en ciencia, según un estudio comparativo de la organización.

 

Crea conciencia ecológica: Los pequeños jardineritos desarrollan un amor por la naturaleza y más conciencia para cuidar su entorno ambiental.

 

Ayuda a personas con necesidades especiales: Los menores con problemas de aprendizaje que participaban en programas de jardinería mejoran sus habilidades de comunicación no verbales, dquieren hábitos de orden y aprenden a trabajar en equipo. Mientras que los menores infractores mejoraban su autoestima, sus relaciones interpersonales y sus actitudes hacia la escuela.

 

Sin duda, la jardinería es una terapia que trae beneficios mentales y físicos, por lo que esta primavera puedes embellecer tu jardín y ayudar a tu hijo en un sinnúmero de aspectos, además de pasar un rato genial y cosechar hermosas plantas o deliciosas hortalizas. Así que ¡a cultivar se ha dicho!

 

Conclusión

El jardín no sólo es un lugar de disfrute para los mayores, los pequeños de la casa también pueden participar. La jardinería, un concepto tan simple, puede ser una gran oportunidad de aprendizaje para toda la familia. Los niños no pueden ayudar en todas las tareas, pero sí pueden tomar parte en otras: la recogida de las hojas de los árboles, la siembra de algunas plantas o el riego del césped. Son tareas sencillas que no requieren demasiado esfuerzo ni tiempo de espera.

 

Al cuidar una planta, trabajar en un jardín o huerto, se van obteniendo pequeños logros. Una nueva hoja o una bonita flor generan siempre una sonrisa. Porque la jardinería no sólo aporta color, vida y satisfacción a las personas que la llevan a cabo, sino que ya se han descubierto muchos otros beneficios que son de gran importancia para mejorar nuestra forma de vida. La jardinería es más que una actividad de diversión o un simple placer, es un medio de expresión personal, una manera de interesarse por la naturaleza y de conocer y respetar nuestro entorno.

 

Un estudio de la Royal Horticultural Society asegura que el trabajo en huertos escolares mejora la inteligencia de los niños, ayudándoles a desarrollar la comprensión del lenguaje y las matemáticas, los conocimientos científicos, las relaciones sociales, las habilidades físicas, la conducta, la imaginación y el sentido de la responsabilidad. Además, la jardinería contribuye al conocimiento de la naturaleza y la agricultura, al respeto medioambiental y al pensamiento constructivo, así como a desarrollar la autonomía y una cierta insuficiencia.

 

A los niños les encanta usar las manos para crear cosas. La jardinería es una actividad interactiva y atractiva que provoca a los niños no sólo a aprender más de los alimentos frescos y saludables, sino también a cocinarlos y comerlos. Si plantan hortalizas o verduras como las lechugas, posiblemente sean más receptivos a probar el fruto de su esfuerzo. ¿Qué mejor manera de enseñarles lo divertido que son los alimentos frescos que dejarles tener un jardín? Puede ser tan sencillo como una planta en un solo tiesto o un jardín o un huerto completo. Trabajar la tierra, acercar a los niños a la naturaleza para familiarizarlos con las plantas, las flores y las hortalizas es una excelente instancia para que cuiden el medio ambiente y conozcan los ciclos vitales de plantas, flores y vegetales. De cualquier manera, a los niños les va a encantar ver el fruto de su labor y se sentirán muy satisfechos del trabajo realizado.

 

 

 

Fuentes:

 

Descargar contenido anterior

descargar contenido anterior
Que es Jardinería.pdf
Documento Adobe Acrobat 3.9 MB

Escribir comentario

Comentarios: 0

Translate Page

Navidad Ecológica

 

Buscar contenido

SÍGUENOS EN EL FACEBOOK

No olvides que tienes el mundo en tus manos. tu planeta te necesita. cuidalo y conservalo por el beneficio de todos.!

5 de junio dia del medio ambiente, por el cual todos y cada uno debemos cuidar y conservar nuestro ambiente. no solo ese dia, sino todos los dias.! Amalo y promueve su cuidado.!

FLORA

Cuidemos todo tipo de vegetacion. la flora es muy importante para el planeta.!

FAUNA

No a la caza indiscriminada de animales.! ama y conserva tanto la flora como la fauna.!

En peligro de extincion.! conservalo.!

La iguana en peligro de extincion.! No a la caza.!

Los rios y los nevados son muy importante.!

No a la contaminacion de los cuerpos de agua.

has conciencia cada dia. hacer conciencia es tener educaciòn.

LA BIBLIA DICE: “No arruines tu salud por las riquezas” (Proverbios 23:4La Palabra de Dios para Todos [PDT]).

LA BIBLIA DICE: “Que su modo de vivir esté exento del amor al dinero, y estén contentos con las cosas presentes” (Hebreos 13:5).

LA BIBLIA DICE: “El que confía en sus riquezas... él mismo caerá; pero justamente como follaje reverdecerán los justos” (Proverbios 11:28).

“No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz” (Lucas 12:15Traducción en lenguaje actual [TLA]).

Elementos del           Ambiente

TODOS JUNTOS UN MUNDO MEJOR  ES POSIBLE

Desarrollo sustentable es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”

La Educación Ambiental esta dirigida a promover, generar, desarrollar y consolidar en los ciudadanos y ciudadanas conocimientos, aptitudes y actitudes para contribuir con la transformación de la sociedad, que se reflejará en alternativas de solución a los problemas socio-ambientales, contribuyendo así al logro del bienestar social, integrándose en la gestión del ambiente a través de la participación activa y protagónica, bajo la premisa del desarrollo sustentable.

loading...