¿Salud Ambiental?

La salud humana está estrechamente relacionada con el medio ambiente que nos rodea. Por poner tres ejemplos, cada uno de nosotros respiramos el aire que nos rodea, ingerimos todo tipo de sustancias junto con nuestros alimentos o sufrimos el ruido de las ciudades.
Pero esta relación es muy compleja. Es muy difícil identificar con claridad las relaciones causa / efecto entre los factores ambientales y las enfermedades, y para ello se requiere la participación de especialistas en las más diversas áreas de conocimiento. Sólo acometiendo un esfuerzo conjunto se puede descubrir más sobre esta compleja relación y ayudar a definir las prioridades para nuestra salud.
La salud y el medio que nos rodea están íntimamente relacionados. El aire que respiramos, el agua que bebemos, el entorno de trabajo o el interior de los edificios tienen una gran implicación en nuestro bienestar y nuestra salud. Por ese motivo, la calidad y la salubridad de nuestro entorno son vitales para una buena salud.
Según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su definición de medio ambiente y salud, dentro del concepto, se incluyen tanto los efectos patológicos directos de las sustancias químicas, la radiación y algunos agentes biológicos, así como los efectos (con frecuencia indirectos) en la salud y el bienestar derivados del medio físico, psicológico, social y estático en general; incluida la vivienda, el desarrollo urbano, el uso del terreno y el transporte.
Como puede observarse, esta es una definición muy amplia, pero incluye los principales ámbitos de la Sanidad Ambiental.

¿Que es la Salud Ambiental?

Salud ambiental, según la Organización Mundial de la Salud, es "aquella disciplina quecomprende aquellos aspectos de la salud humana, incluida la calidad de vida y el bienestar social, que son determinados por factores ambientales físicos; químicos, biológicos, sociales y psico-sociales.
También se refiere a la teoría y práctica de evaluar, corregir, controlar y prevenir aquellos factores en el medio ambiente que pueden potencialmente afectar adversamente la salud de presentes y futuras generaciones".Otro concepto: la influencia del ambiente sobre la salud, pero con énfasis en la salud.
La conciencia de que un medio ambiente, un medio laboral y doméstico deteriorado produce enfermedades supone un nuevo escenario para cometer su estudio y mejoramiento. Antes la salud ambiental se vinculaba a condiciones puntuales como los efectos de la contaminación nuclear o ciertas profesiones peligrosas, y se creía que la ciencia resolvería cualquier problema. Ahora, el agujero de ozono, la gestión de residuos, la calidad del agua, y los riesgos ambientales que el ser humano todavía no sabe manejar, sumados a la pobreza y la marginación, brindan un panorama más complejo que afecta la salud pública. El medio ambiente y la consecuencia directa en la regulación de los genes como está guiado por la interacción de herencia y ambiente. Esto explica que personas genéticamente idénticas, como los gemelos, acaben siendo distintas con el paso del tiempo.
La salud ambiental estudia los factores del ambiente y del entorno que afectan la salud de humanos, vegetales y animales.Salud ambiental se entiende el proceso mediante el cual se evalúa, corrige y controla aquellos factores ambientales que puedan influir negativamente en la salud de las personas.

INDICADORES SALUD AMBIENTAL

Existen diversas modalidades para agrupar estos indicadores, los propuestos por la OMS (2003) en “Ambientes Saludables, Niños Saludables”, son:
• Mortalidad Infantil y sus causas en menores de 5 años.
• Porcentaje de prevalencia de niños con Asma por grupos etáreos
• Nivel promedio de Plomo en sangre en niños y jóvenes.
• Enfermedades propagadas por el agua
Los más completos son los presentados por La Comisión para la Cooperación Ambiental
(CCA), en Montreal, 2006 siendo 13 indicadores agrupados en tres campos temáticos:
• Asma y otras enfermedades respiratorias.
• Efectos de la exposición al plomo y otras sustancias tóxicas.
• Enfermedades propagadas por el agua.
¿Por qué son necesarios los indicadores de salud ambiental infantil?
 
Los indicadores de salud ambiental infantil ayudan a cubrir las lagunas existentes entre la información ambiental y la información sanitaria, y a centrar la atención en las situaciones en que los niños son especialmente vulnerables, con el fin de encauzar la formulación de políticas ambientales, sanitarias y de desarrollo.  En consecuencia, los indicadores de salud ambiental infantil han de ser de utilidad para las instancias decisorias, y al mismo tiempo deben ser fáciles de controlar directa o indirectamente.
Indicadores de salud ambiental 
·         Calidad del Aire
·         Radiacion
·         Ruido
·         Vivienda e instalaciones
·         Accidentes de trafico
·         Agua y saneamiento
·         Seguridad  alimentaria
·         Residuos peligrosos y Tierras contaminadas
·         Indicadores Químicos
·         Indicadores de salud laboral

FACTORES AMBIENTALES SOBRE LA SALUD HUMANA

 
Los “factores determinantes de la salud ambiental”, son aquellos que pertenecen a la realidad física ambiental sobre los que se debe actuar a fin de satisfacer necesidades de los seres humanos relacionadas con la salud ambiental. De este modo, se entiende que existen aspectos de la salud y enfermedad humanas que pueden ser determinados por factores ambientaleS.
Profundizando en lo anteriormente expuesto, hoy en día existen un cierto número de efectos sobre la salud que se suponen provocados por factores medioambientales; algunos ejemplos:
-Las enfermedades respiratorias, el asma y las alergias, por la contaminación del aire, en ambientes cerrados o al aire libre.
-Trastornos neurológicos de desarrollo, por los metales pesados, los POP (Persistant Organic Polutants, contaminantes orgánicos persistentes) como, por ejemplo, las dioxinas, los PCB y los plaguicidas.
-El cáncer infantil, por una serie de agentes físicos, químicos y biológicos (p. ej., humo de tabaco en el núcleo familiar, exposición profesional de los progenitores a disolventes).
-la exposición al humo del tabaco durante el embarazo aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita entre los bebés, de déficit de peso al nacimiento, de un funcionamiento reducido de los pulmones, de asma, de insuficiencias respiratorias y de infecciones del oído medio.
-Los plaguicidas tienen probablemente un efecto sobre la situación inmunológica, la alteración de los procesos endocrinos, los trastornos neurotóxicos y el cáncer.
-La radiación ultravioleta puede reprimir la respuesta inmunológica y constituye una de las principales fuentes de cáncer de piel.
-La investigación demuestra que la exposición a niveles de ruido elevados o persistentes cerca de las escuelas puede influir negativamente sobre el aprendizaje de los escolares.
Nuestra dependencia absoluta del medio ambiente, nos hace vulnerables a los grandes cambios ambientales, como el cambio climático, proceso con importantes consecuencias sobre la salud de las personas, y que se expone en otro apartado, pueden ser origen de severas alteración en los ecosistemas y en la salud de las poblaciones humanas.
Los principales problemas de salud que aquejan a la población del mundo tienen como causas principales la pobreza, el acel...
 
1. EL ABASTECIMIENTO DE AGUA POTABLE Y EL SANEAMIENTO
Hasta un 80 % de todas las enfermedades en los países en desarrollo se han atribuido a la falta de agua no contaminada y de medios apropiados para la eliminación de excretas. Las enfermedades a las cuales contribuye la falta de agua no contaminada, incluyen enfermedades diarreicas (con quizás 1,500 millones de episodios y cuatro millones de defunciones por año), el tracoma, la esquistosomiasis y la conjuntivitis. El mero acceso al agua no garantiza que ésta esté libre de contaminación; el suministro de agua debe administrarse y sus fuentes deben ser protegidas. El hecho de que un 90% de todas las aguas residuales de América Latina no sean tratadas se ha vinculado a la epidemia reciente del cólera.
 
2. LA VIVIENDA Y EL HÁBITAT
La insuficiencia de vivienda adecuada que proteja la salud es una función de la pobreza de las familias y las comunidades. El proceso acelerado de urbanización en la región hace que la pobreza existente sea sobre todo urbana, y la ciudad se convierte en el principal escenario de la inequidad. En el año 2000, las 110 ciudades de América Latina y el Caribe con más de 500,000 habitantes constituirán el 50% de la población urbana regional. Sin embargo, enfrentar el problema habitacional de millares de ciudades grandes, intermedias y menores que están por debajo de los 500,000 habitantes significará un reto posiblemente mayor, puesto que en ellas se asienta la otra mitad de la población urbana. Esta tendencia se incrementará, ya que las tendencias indican que las metrópolis sé irán estabilizando demográficamente para dar paso al crecimiento de ciudades menos populosas (Rodríguez y Winchester 1996).
3. HUMO DE TABACO AMBIENTAL
El consumo activo de tabaco es una de las causas más importantes de enfermedad (WHO 1996a) y el temor a los efectos del consumo pasivo, es decir, la exposición al humo de tabaco ambiental está aumentando. El humo de tabaco ambiental es la parte del humo del tabaco que pasa hacia el aire, directamente, bien tras haber sido exhalado por los fumadores. Resulta mucho menos nocivo por unidad de emisión que el inhalado directamente por el fumador activo, pero, puesto que a menudo se emite en espacios cerrados habitados por no fumadores, también puede tener un gran impacto por unidad de emisión, en comparación con las grandes fuentes exteriores.
Se estima que alrededor de 3% (100,000) de las muertes por contaminación ambiental en todo el mundo se deberían a la exposición de tabaco ambiental. Puesto que el consumo de tabaco está aumentando en muchos países en desarrollo, es previsible que aumenten también los riesgos asociados al humo de tabaco ambiental (WHO 1996a). 
4. LA CONTAMINACIÓN AMBIENTAL
La contaminación biológica, química y física del aire, el suelo, los alimentos y el agua, incluidos los océanos, da lugar a un espectro amplio de problemas de salud. Una evaluación de la OMS en 1988 indicó que, mientras algunos problemas de contaminación están reduciéndose en los países industrializados, se están agravando rápidamente en los países en desarrollo, en particular en sus ciudades grandes y en crecimiento, donde las normas de calidad ambiental basadas en la salud se contravienen con regularidad.
La contaminación del aire en las ciudades está relacionada con las enfermedades agudas y crónicas del pulmón, cardiopatía, cánceres del pulmón y el daño neurológico en los niños. En los últimos decenios, algunos de los niveles de contaminación ambiental más altos se centraron en las ciudades de países en desarrollo (en el caso del dióxido de azufre, 7 de las 10 peores del mundo), donde los efectos suelen ser más graves debido al clima tropical y a la exposición simultánea a otros agentes infecciosos. En la actualidad, cinco de los índices de contaminación por dióxido de azufre más elevados del mundo corresponden a grandes ciudades de los países en desarrollo. Más de mil millones de personas viven en áreas urbanas con condiciones inadmisibles de calidad del aire. 
La contaminación del aire en locales cerrados, especialmente por el uso de biomasa o de carbón como combustible en casas mal ventiladas, impone un costo elevado en dolencias respiratorias y cardiovasculares entre los cientos de millones de habitantes de áreas rurales y suburbanas. Las víctimas son principalmente las mujeres y los niños, que pasan gran parte de su tiempo en el interior de la vivienda, en particular en la cocina. Los desechos peligrosos se han convertido en un problema ambiental y de salud de envergadura en muchos lugares del mundo; su manejo inadecuado da lugar a la exposición aguda y a largo plazo al aire, agua, suelo y alimentos contaminados. 
La contaminación biológica y química de alimentos es un grave problema de salud mundial. Los contaminantes biológicos (bacterias patógenas, virus, parásitos, micotoxinas y biotoxinas) causan enfermedades diarreicas tanto infecciosas como tóxicas transmitidas por los alimentos. Algunas pruebas de los efectos de la contaminación química de los alimentos sobre la salud son específicas, como por ejemplo el plomo, el mercurio y el cadmio, mientras que otras no son concluyentes, debido a la dificultad de aislar los factores causales y de medir exposiciones continuas subagudas.
5. EL EMPLEO DE PRODUCTOS QUÍMICOS
De cerca de 100 000 productos químicos de uso común en todo el mundo, sólo se han evaluado a fondo los riesgos para la salud humana y el medio ambiente de una pequeña proporción. Estos productos químicos aparecen combinados en millones de productos comerciales, aparte de los productos químicos potencialmente nocivos producidos por los procesos naturales. Cada año, hasta un millón de personas mueren o quedan gravemente discapacitadas a causa de la exposición a productos químicos tóxicos, y se ha estimado que tan sólo los plaguicidas ocasionan entre un millón y cuatro millones de intoxicaciones por año.
Además de causar las intoxicaciones, la contaminación del aire, del agua y de los alimentos tiene consecuencias sobre la salud inmediata y a largo plazo. Se necesitan con urgencia una mejor transferencia de tecnología y un adiestramiento en métodos de control (UNEP 1992).
 
6. LOS RIESGOS OCUPACIONALES
En todos los países, los trabajadores pueden verse expuestos a riesgos químicos y físicos asociados con tecnologías industriales y características del lugar de trabajo. Cada año se reportan cerca de treinta y tres millones de lesiones agudas y 150,000 defunciones, aparte de millones de casos de pérdida de la audición inducida por ruido, de lesiones crónicas músculo–esqueléticas, de infecciones y de enfermedades crónicas causadas por la exposición al polvo, a los metales, disolventes y otros productos químicos.

RELACIÓN SALUD Y MEDIO AMBIENTE

La salud ambiental está relacionada con todos los factores físicos, químicos y biológicosexternos de una persona. Es decir, que engloba factores ambientales que podrían incidir en la salud y se basa en la prevención de las enfermedades y en la creación de ambientes propicios para la salud. Por consiguiente, queda excluido de esta definición cualquier comportamiento no relacionado con el medio ambiente, así como cualquier comportamiento relacionado con el entorno social y económico y con la genética.
Como seres humanos, vivimos en un medio ambiente que nos mantiene sanos física, mental y socialmente. Sin embargo si algún factor altera ese equilibrio, nuestra salud también se ve afectada.
Si queremos estar totalmente sanos, no basta con tener una buena higiene personal, también debemos cuidar la higiene del medio que nos rodea; debemos conservarlo sano recogiendo y reciclando nuestra basura, utilizando únicamente la cantidad necesaria de agua, cuidando la biodiversidad, realizando un consumo responsable de energía, fomentando prácticas deportivas, recreación sana y consumiendo alimentos en cantidad y calidad apropiadas, además de visitas regulares al médico.
Existe una estrecha relación entre los daños que el ser humano le ha ocasionado al medio ambiente y lo que este repercute en la salud humana. Muchas de las enfermedades que hoy nos afectan son sensibles a los cambios climáticos, estos pueden condicionar su incidencia, propagación e incluso modificaciones en la dinámica de muchas de ellas. El calentamiento de la tierra se acelera lo que presupone mayor número de desastres naturales, fenómenos meteorológicos, olas de calor, aumento del nivel de mar, sequías, cambios en los ciclos hidrológicos, estamos frente a una realidad alarmante.
El empeoramiento del medio puede aumentar las enfermedades transmitidas por alimentos, por el agua, por vectores y las enfermedades relacionadas con la contaminación del aire, en este sentido, los efectos de la contaminación ambiental constituyen un problema global. Esto podría ser más grave en zonas con enfermedades endémicas sensibles al clima.
A esto podemos agregar otros factores que empeoran la situación, el crecimiento de la población humana, la frecuencia de viajes internacionales, la superpoblación de ciudades con malos sistemas de saneamiento y la mayor exposición del ser humano a los vectores de enfermedades.
La relación que hemos establecido con la naturaleza ha puesto en peligro nuestra permanencia en la tierra, esfuerzos aislados no podrán revertir la situación actual. Estamos a tiempo de frenar este proceso, debemos aunar voluntades, establecer pautas, acometer acciones y sobre todo, medir resultados.

EL MEDIO AMBIENTE Y LA SALUD INFANTIL

Cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años por causas y afecciones relacionadas con el medio ambiente. La industrialización, el crecimiento de la población urbana, el cambio climático, la utilización cada vez mayor de productos químicos y la degradación del medio ambiente exponen a los niños a riesgos que hace unas pocas generaciones ni siquiera se podían imaginar
 
Contaminación desde el vientre materno
La polución, el agua contaminada, la falta de saneamiento adecuado, los riesgos de toxicidad, la radiación ultravioleta y los ecosistemas degradados son factores ambientales de riesgo importantes para los niños, y en la mayor parte de los casos también para sus madres.
Hoy hay más de 600 millones de niños menores de cinco años en el mundo. Representan el futuro del planeta y un potencial humano ilimitado. Sin embargo, sólo las madres que gozan ellas mismas de buena salud y están en condiciones de ofrecer un entorno sano, limpio y seguro pueden proteger el derecho de sus hijos a la vida. 
La exposición a riesgos ambientales perjudiciales para la salud puede comenzar antes del nacimiento. El sistema reproductivo de las mujeres embarazadas es especialmente vulnerable a sustancias nocivas presentes en el medio ambiente. Cada paso del proceso reproductivo puede ser alterado por sustancias tóxicas provenientes del entorno y aumentar los riesgos de aborto, defectos congénitos, retardo del crecimiento fetal y muerte perinatal.
La exposición de las mujeres a plaguicidas, disolventes y contaminantes orgánicos persistentes pueden afectar a la salud del feto. En realidad, esas influencias ambientales pueden ser incluso anteriores, ya que tanto los óvulos como el esperma pueden estar alterados por radiaciones o contaminantes químicos.
Además, como la nutrición del feto es totalmente dependiente de su madre, los factores más importantes que le afectan son los que influyen sobre la nutrición y la salud materna. Aun cuando la placenta es una barrera efectiva contra el pasaje de muchas sustancias, algunos tóxicos la atraviesan y penetran en la sangre del feto, y en algunos casos alcanzan en ella mayor concentración que en la sangre de la madre. Incluso se ha observado que algunas de estas sustancias pueden afectar al bebé y no a la madre.
Se ha demostrado, por ejemplo, que en las primeras dos semanas después de la concepción, el feto puede ser letalmente susceptible a los efectos tóxicos de varias sustancias tales como el benceno, el plomo o el metil mercurio. Dado que el embarazo es normalmente detectado después de la tercera semana de embarazo, la muerte del feto antes de ese momento puede pasar inadvertida.
La exposición a sustancias tóxicas entre la tercera y la novena semana de embarazo puede provocar una severa malformación de los órganos, que en esta etapa han comenzado a diferenciarse. Por lo menos en un 3% de los nacimientos ocurren defectos congénitos, y de éstos, entre un 10 y un 15% son provocados por factores ambientales químicos, radiaciones, virus y medicamentos.
La exposición de las embarazadas a dosis de radiaciones excesivas -por ejemplo de rayos X- también puede acarrear consecuencias graves sobre el feto, particularmente cuando dicha exposición ocurre entre la octava y la decimoquinta semana de embarazo. En ese periodo la corteza cerebral está en formación y es particularmente vulnerable a este tipo de factores, que pueden dar lugar a casos severos de retardo mental.
Atlas sobre la salud infantil y el medio ambiente
Los niños pequeños, cuyos cuerpos se desarrollan con rapidez, son especialmente vulnerables, y en algunos casos los efectos en la salud sólo se manifiestan en años posteriores de la vida.
Para ilustrar el impacto del medio ambiente en la salud de los niños, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en 2004 el primer “Atlas sobre salud infantil y medio ambiente”. La obra reúne una serie de datos sobre los efectos de los riesgos ambientales en la salud de los niños que, observados en conjunto, ofrecen una imagen gráfica de los peligros que afrontamos todos y de las razones por las cuales cada año mueren más de tres millones de menores de cinco años en todo el mundo.
Se entiende por medio ambiente el conjunto de condiciones físicas, químicas, biológicas, sociales, culturales y económicas con las que interactúan los seres humanos. En las últimas décadas han aumentado de forma notable el interés y el grado de conocimiento medioambiental y los distintos modos en que éste puede influir sobre la salud de los niños. Ello es el resultado de información nueva y más accesible, y de investigaciones que muestran que aun cuando en ciertas circunstancias el medio ambiente puede tener un efecto negativo sobre la salud, ese efecto en muchos casos puede reducirse o prevenirse cuando se toman las medidas adecuadas.
 
- Riesgos tradicionales (relacionados directamente con la pobreza y el desarrollo insuficiente):
• Falta de acceso al agua potable.
• Eliminación inadecuada de excretas y de basuras.
• Insalubridad en la vivienda y en la comunidad.
• Contaminación del aire en el hogar por polvo, hongos y por el uso de carbón u otros combustibles biológicos para cocinar o calentar el ambiente.
• Contaminación de los alimentos con agentes patógenos.
• Contaminación del agua de consumo por aguas servidas.
• Desastres naturales, incluyendo sequías, inundaciones y terremotos.
• Contaminación de la vivienda por el plomo en las cerámicas y pinturas.
• Accidentes y enfermedades ocupacionales en la agricultura, en la industria y en el sector informal de trabajo.
- Riesgos modernos:
• Acumulación de residuos sólidos peligrosos.
• Contaminación urbana del aire por emisiones de industrias y vehículos.
• Contaminación de recursos hídricos por las industrias, la agricultura y los desagües de centros urbanos.
• Uso indebido de sustancias químicas o radioactivas vinculadas a nuevas tecnologías para la agricultura y la industria.
• Accidentes de tráfico.
• Enfermedades infecciosas emergentes o reemergentes.
• Cambios climáticos y atmosféricos, como el enrarecimiento de la capa de ozono y el efecto invernadero.
• Violencia y efectos psicosociales del medio ambiente urbano.
• Tabaquismo y drogadicción.
Una característica particular de los denominados riesgos modernos radica en que por lo común manifiestan sus efectos nocivos tras un periodo de tiempo relativamente largo desde el momento de la exposición. Algunas sustancias presentes en los plaguicidas que pueden causar cáncer, por ejemplo, provocan síntomas al cabo de varios años, y aun así, pueden pasar varias décadas hasta que produzcan un tumor de tamaño apreciable. 
Principales complicaciones
- Los plaguicidas representan un peligro para la salud de los niños cuando se utilizan y almacenan en el hogar. Además, el uso masivo de los plaguicidas en los cultivos que consumimos afecta a nuestra salud, pero los niños absorben proporcionalmente mayores cantidades de ese tipo de sustancias debido a la mayor ingesta de frutas y vegetales contaminados relativos a su peso corporal. Los disruptores endocrinos, que se pueden encontrar en los pesticidas y en los productos sintéticos entre otros, afectan al equilibrio hormonal por lo que las manifestaciones pueden no aparecer hasta la madurez del individuo. Los niños, además, pueden manifestar reacciones alérgicas a sustancias químicas tóxicas, así como hiperactividad como consecuencia de colorantes u otras sustancias añadidas a los alimentos.
- Los hogares donde la preparación de alimentos se hace utilizando combustibles biológicos tienen para los pequeños el riesgo adicional de la contaminación del aire interior.
- El aumento del número de niños que presentan problemas respiratorios, asmas y alergias es debido principalmente a la contaminación del ambiente. Según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad del Sur de California, contaminación y padres estresados aumentan significativamente el riesgo de asma infantil. Y es que la contaminación atmosférica puede promover respuestas inflamatorias en las vías respiratorias del pulmón. 
- Los compuestos organoclorados, cuya principal vía de ingestión es la dieta, el aire y el agua de consumo, se asocian al crecimiento y el desarrollo motor y al posterior desarrollo cognitivo. 
- La mayoría de compuestos químicos provoca problemas cutáneos y conjuntivitis oculares si no se protegen frente a su exposición. La contaminación atmosférica también produce reacciones muy graves en la piel, entre las que se pueden diferenciar la dermatitis irritante, la dermatitis alérgica por contacto y la dermatitis fotosensible. Asimismo, la reducción de la capa de ozono sobre el Ártico, en el hemisferio norte, facilita que llegue a la superficie de la tierra una mayor cantidad de radiación ultravioleta, aumentando la incidencia del cáncer de piel.
- Otro peligro ambiental es el plomo, cuyas partículas, cuando están suspendidas en el aire, pueden ser absorbidas en la sangre y aun en concentraciones relativamente bajas suelen tener un efecto negativo en el desarrollo mental de los niños, en su crecimiento... Los países industrializados han disminuido drásticamente o eliminado el consumo de gasolina con plomo, lo que se ha reflejado claramente en los niveles de plomo en la sangre de la población en general. Muchos países en desarrollo, por el contrario, todavía continúan usando gasolina con este aditivo.
- Los accidentes -especialmente vehiculares- asumen cada vez mayor importancia como problema de salud pública, en tanto que la violencia en general se ha convertido en una causa cada vez más significativa de morbilidad y mortalidad.
Soluciones a largo plazo
Los programas e iniciativas de la OMS sobre agua y saneamiento, enfermedades transmitidas por vectores, contaminación del aire de espacios interiores, seguridad química, transporte, radiación ultravioleta, nutrición, salud ocupacional, seguridad alimentaria y prevención de traumatismos abordan cuestiones críticas para la salud ambiental y el bienestar de los niños. Dichos programas apoyan la sensibilización, la capacitación y la promoción; preparan instrumentos para identificar los principales riesgos y evaluar las repercusiones en la salud; y facilitan orientaciones a las instancias normativas, los profesionales y las comunidades sobre soluciones consistentes en buenas prácticas.
La OMS y sus asociados también lideran y coordinan investigaciones e intercambio de conocimientos a nivel mundial acerca de las repercusiones a largo plazo de los principales riegos ambientales en la salud de los niños. Por ejemplo, para examinar la relación entre los factores ambientales, la salud infantil y el desarrollo, se están promoviendo estudios de largo plazo en niños de diez países piloto donde en los próximos años se reclutará a miles de embarazadas y a sus hijos.
Entre las condiciones necesarias para que exista un medio ambiente saludable se cuentan el aire limpio, el agua potable en cantidad suficiente y un ecosistema global adecuado para los seres humanos.
En el territorio español las zonas densamente urbanizadas, con intensidad alta de tráfico de vehículos y con industrias que emiten contaminantes peligrosos, son las que presentan niveles más altos de contaminantes para la salud. Para paliar los efectos de la contaminación, hay que buscar la eficiencia energética, disminuir el consumo de combustibles fósiles y aumentar el uso de energías renovables.
También, es importante controlar la producción de los alimentos que consumimos y evitar los productos químicos que se usan para el desarrollo y la conservación de los mismos. 
Para alcanzar este objetivo es importante que las instancias decisorias a nivel internacional, regional y nacional, junto con las organizaciones no gubernamentales, las comunidades y las familias aúnen esfuerzos para que los principales peligros ambientales se reconozcan y se combatan. Esto puede comprender una acción normativa, así como promoción, prevención y participación comunitaria

IMPORTANCIA DE LA SALUD AMBIENTAL

Como todos los organismos, los seres humanos dependen de su ambiente para satisfacer sus necesidades de supervivencia, salud y bienestar. Su capacidad para adaptarse al medio que lo rodea y, más aún, de modificar sus entornos naturales y sociales para satisfacer mejor sus necesidades.
 
Estas modificaciones permiten, por una parte, elevar las condiciones económicas y de vida y, por la otra, crear ambientes con menos riesgos para la salud y la supervivencia humana.
 
El estado de salud de las personas depende, ante todo, de sus interacciones con el ambiente en que viven, a excepción de lo que hacen los rasgos genéticos y hereditarios, las condiciones ambientales y la experiencia, son factores determinantes fundamentales de la salud. Esto desde el ambiente interno en el útero de la madre, hasta el complejo ambiente físico y social que procura en forma adecuada o no, alimentación, agua, vivienda, seguridad, educación, empleo y atención en salud.
 
El mejoramiento en las condiciones de vida de las personas y con ello de la salud debe ser la meta social del desarrollo. Niveles óptimos de salud en los grupos sociales permiten optimizar el bienestar social y, de esta forma,contribuir a enfrentar enfermedades, discapacidades, muertes y problemas sociales. Por lo tanto, la salud no es un resultado exclusivo de las acciones realizadas por el sector salud, sino que surge como resultado de los compromisos asumidos por los individuos, las comunidades y los gobiernos en políticas y programas que favorecen su protección, así como el fomento de la participación social.
El reconocimiento de los determinantes ambientales en el proceso salud-enfermedad, debe permitir la posibilidad de actuar sobre ellos, mediante la promoción de la salud y la prevención de enfermedades, para contribuir de esta manera a cumplir con las políticas de salud y las de gestión ambiental.
 
Es importante resaltar que si no se protege el medio ambiente, su deterioro incidirá en la calidad de la salud de las personas.

CONCLUSIÓN

"La Salud Ambiental, es aquella disciplina que comprende aquellos aspectos de la salud humana, incluida la calidad de vida , que son determinados por factores ambientales físicos, químicos, biológicos, sociales y psicosociales. También se refiere a la teoría y práctica de evaluar, corregir, controlar y prevenir aquellos factores en el medio ambiente que pueden potencialmente afectar adversamente la salud de presentes y futuras generaciones".
La Salud Ambiental (SA) es el área científica que trata principalmente acerca de la interacción y los efectos sobre la Salud Humana (SH) que puede plantear el medio en el que habitan las personas y, al mismo tiempo, también se interesa por el efecto de las actividades antrópicas sobre el ambiente. Además. la SH y el ambiente sano están fuertemente ligados, puesto que ambos constituyen prerrequisitos fundamentales para alcanzar el Desarrollo Sustentable (DS). El ambiente construido, o sea la infraestructura confeccionada por los humanos, también influye sobre la SH.
En este marco, algunos de los factores ambientales que afectan a la salud son: el abastecimiento de agua potable y el saneamiento; la vivienda y el hábitat; la alimentación; la contaminación ambiental; el empleo de productos químicos y los riesgos ocupacionales (15,16). Mientras que algunas de las tendencias ambientales que afectan la salud son: la población y los modelos de asentamientos; la pobreza y el subdesarrollo; el incremento en el uso de los recursos; las políticas macroeconómicas; las tendencias transfronterizas; la carencia de equidad social.
Por tanto, es extremadamente difícil imaginar la construcción de un futuro sustentable y viable para la humanidad sin una profunda preocupación conjunta por la SA y la SH. Afortunadamente, la comprensión de los vínculos entre la SA, la SH y el DS se ha venido consolidando en los últimos años. La diversidad natural y social, aunada a la multidisciplinariedad, multicausalidad, pluriconceptualidad e imbricación temática de la SA, impulsa el emprendimiento de acciones coherentes, holísticas y sistemáticas.
Aunque anteriormente algunos autores pensaban que la SA se encuadraba sólo dentro de la competencia de las ciencias médicas, ahora queda claro que se trata de una temática que incumbe y compromete a numerosas disciplinas e involucra a todos los seres vivos. En consecuencia, la conservación y protección de un ambiente sano, adecuado y favorable para la SH, depende de todos nosotros.
Los factores ambientales desempeñan una función importante en la determinación de la salud y el bienestar de los niños, la mayor susceptibilidad de los niños a los diversos contaminantes del medio ambiente se deriva principalmente de las características biológicas y fisiológicas especificas que definen a las diversas etapas del desarrollo, desde la concepción hasta la adolescencia
"Hoy día hay más de 600 millones de niños menores de cinco años en el mundo, ellos representan el futuro del planeta y un potencial humano ilimitado, la protección de los niños es la base de la sostenibilidad de la especie humana. En todos los países y organizaciones internacionales y nacionales deben tener carácter prioritario el suministro de un entorno inocuo para todos los niños y la reducción de la exposición a los peligros ambientales mediante la promoción de comportamientos sanos, educación y aumento de la sensibilización a todos los niveles, incluidos la comunidad, la familia y el propio niño, la participación activa de todos los sectores de la sociedad desempeña una función importante en la promoción de entornos inocuos y sanos para todos

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    josealberto Israel (viernes, 02 septiembre 2016 11:01)

    La salud es lo esencial para vivir, y debemos cultivar hábitos saludables por medio de un buen huso de los recursos naturales.

Translate Page

Navidad Ecológica

 

Buscar contenido

No olvides que tienes el mundo en tus manos. tu planeta te necesita. cuidalo y conservalo por el beneficio de todos.!

5 de junio dia del medio ambiente, por el cual todos y cada uno debemos cuidar y conservar nuestro ambiente. no solo ese dia, sino todos los dias.! Amalo y promueve su cuidado.!

FLORA

Cuidemos todo tipo de vegetacion. la flora es muy importante para el planeta.!

FAUNA

No a la caza indiscriminada de animales.! ama y conserva tanto la flora como la fauna.!

En peligro de extincion.! conservalo.!

La iguana en peligro de extincion.! No a la caza.!

Los rios y los nevados son muy importante.!

No a la contaminacion de los cuerpos de agua.

has conciencia cada dia. hacer conciencia es tener educaciòn.

LA BIBLIA DICE: “No arruines tu salud por las riquezas” (Proverbios 23:4La Palabra de Dios para Todos [PDT]).

LA BIBLIA DICE: “Que su modo de vivir esté exento del amor al dinero, y estén contentos con las cosas presentes” (Hebreos 13:5).

LA BIBLIA DICE: “El que confía en sus riquezas... él mismo caerá; pero justamente como follaje reverdecerán los justos” (Proverbios 11:28).

“No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz” (Lucas 12:15Traducción en lenguaje actual [TLA]).

Elementos del           Ambiente

TODOS JUNTOS UN MUNDO MEJOR  ES POSIBLE

Desarrollo sustentable es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”

loading...